Cuando se habla de mejorar el rendimiento en un deporte, los tópicos más recurrentes es incrementar la intensidad de los entrenamientos y adoptar un régimen de alimentación distinto.

Sin embargo, el descanso es igual o incluso más importante, aunque no se le suela dar el mérito que se merece.

A la par de una rutina de entrenamiento adecuada, con una calendarización correcta y dándole seguimiento al progreso, también es importante descansar lo necesario. Sobre todo cuando uno de los objetivos es ganar masa muscular o fuerza.

Te recomendamos: 7 hábitos saludables que aumentarán tu rendimiento en el deporte

De acuerdo con expertos, cuando se habla de descansar se debe incluir, además de dormir cada noche entre 6 y 8 horas, el hecho de poder realizar alguna siesta siempre que sea posible.

Beneficios de la siesta

Diversos estudios han llegado a la conclusión de que tomar una siesta de entre 15 y 30 minutos puede ayudar a una persona a mejorar su rendimiento general y a tener mayores ganancias en el aspecto deportivo.

Dormir por las noches entre 6 y 8 horas es fundamental, tanto para definir como para ganar masa muscular, ya que es el tiempo necesario para que, durante el sueño, dentro del organismo actúen las hormonas encargadas de segregar testosterona y la hormona del crecimiento.

Es importante que la siesta no pase de los 30 minutos, ya que extenderla por más tiempo no suele ser muy beneficioso, pues puede provocar que despertemos algo aturdidos y puede afectar negativamente a nuestro rendimiento.

El mejor horario para echarse una siesta es entre las 13:00 y las 15:00 horas, debido a que en esa franja horaria es cuando el nivel de energía disminuye aumentando así la melatonina.

 

Fuente: Vitónica

Comments

comments

Compartir