Salir a correr se ha convertido en una de las actividades físicas más populares en los últimos años. Por lo cual se puede ver a mujeres y hombres de todas las edades salir a correr de forma regular.

El problema es que un buen porcentaje de estos corredores están recorriendo sus primeros kilómetros, es decir, recién comienzan a correr de forma frecuente, y gran parte de ellos lo hace sin tomar las precauciones necesarias. Lo cual aumenta el riesgo de lesiones.

Te recomendamos: 9 consejos para evitar la fatiga muscular en corredores

Correr tiene múltiples beneficios para la salud. Sin embargo, es conveniente seguir algunos consejos para evitar lesiones traumatológicas.

Consejos

Para reducir el riesgo de lesiones al correr, expertos recomiendan seguir algunas pautas básicas:

1 Calentar.- Realizar ligeros ejercicios de entre 5 y 10 minutos ayuda a eliminar el ácido úrico y previene lesiones, así como dolores musculares.

2 Estirar.- Es recomendable procurar que cada articulación y extremidad se mantengan en tensión durante unos 30 segundos.

3 Terreno.- Correr en carreteras y terrenos de asfalto no es lo más adecuado para las articulaciones. Lo ideal es correr en terrenos blandos de tierra o hierba.

4 Hidratación.- Beber el agua suficiente, durante y después de correr, ayuda a reducir el riesgo de lesión.

5 De menos a más.- El ritmo y la distancia siempre deben progresar de forma ascendente y paulatina.

6 Variación.- La carrera puede combinarse con otras actividades que exijan moderadamente al sistema cardiovascular, para evitar que los impactos siempre alcancen las mismas articulaciones.

7 Medir la pisada.- Existen estudios que analizan la biomecánica de los pies y permiten corregirla con el uso de plantillas o soportes correctores.

8 Calzado.- Un estudio de pisada puede ayudar a elegir qué calzado es el más adecuado para nuestro pie y estilo de carrera.

 

Fuente: Runner’s World

Comments

comments

Compartir