Correr distancias largas presupone un gran esfuerzo físico y mental, motivo por el que los corredores que ya cuentan con cierta experiencia buscan nuevos métodos que les permitan aminorar los efectos del desgaste y mejorar su desempeño.

En este sentido, un peculiar método que ha ganado popularidad recientemente es sonreír mientras se corre.

Te recomendamos: 3 ejercicios para aumentar tu velocidad al correr

Así es, aunque al principio pueda sonar como algo meramente superficial, lo cierto es que sonreír para hacerle frente al desgaste de las competiciones es una táctica que utilizan algunos de los corredores más reconocidos, como es el caso de Eliud Kipchoge, de Kenia, quien es ni más ni menos que el actual poseedor del récord mundial de maratón, con 2:01:39.

¿La razón?

Un estudio publicado en el año 2010, elaborado por investigadores de la Universidad de Kent, en Reino Unido, encontró una correlación existente entre el fruncimiento del ceño o la actividad de los músculos relacionados con las expresiones faciales, el esfuerzo percibido y el esfuerzo realizado por un deportista.

En palabras simples, el estudio encontró que efectivamente existe una relación entre el grado del esfuerzo que realiza una persona al entrenar y la actividad de los músculos faciales: a mayor esfuerzo percibido, mayor será la actividad de estos músculos.

Tras estos hallazgos, Samuele Marcora, líder del estudio, planteó la posibilidad de que esta tesis funcione también a la inversa: que cuanto más relajada sea la expresión facial, menor será el esfuerzo percibido por el cuerpo.

Las suposiciones de Marcora resultaron ser verdaderas al ser comprobadas por un estudio posterior realizado por investigadores de la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte.

La nueva investigación encontró que sonreír al correr es beneficioso para la economía de carrera y consumo máximo de oxígeno (realizar esta acción puede mejorarlo hasta en un 2%). En pocas palabras, sonreír puede en realidad ayudar a los corredores a ser más eficientes.

 

Fuente: Vitónica

Comments

comments

Compartir