Todos deseamos superar nuestros propios límites para convertirnos en mejores atletas y personas. Lo cual es algo bueno y bastante positivo, siempre y cuando se haga con esfuerzo y méritos propios.

Recurrir a sustancias indebidas para mejorar nuestro desempeño en el deporte conlleva a una serie de importantes riesgos. No solamente nos expondría a una factible descalificación de cualquier evento, sino que también mancharía de por vida nuestra carrera deportiva y, más importante aún, pondría en riesgo nuestra salud.

Estos son tan solo algunos de los motivos por los que se debe abstener usar este tipo de sustancias. Para combatir esta práctica, en 1987, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), decidió establecer el día 26 de junio de cada año como el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.

Dentro del mundo del deporte, existen muchos tipos de sustancias que están prohibidas por el daño que pueden causar a la salud de un deportista y al juego limpio.

Cabe resaltar que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) prepara cada año una nueva lista de sustancias prohibidas. Estas sustancias, todas las cuales generan algún tipo de daño a la salud, se dividen en seis categorías:

1 Estimulantes.- Pueden aumentar la concentración y reducir el cansancio. En contraparte, pueden dañar el corazón.

2 Esteroides.- Pueden aumentar el músculo y la fuerza. En contraparte, pueden dañar el corazón, el hígado y el sistema reproductivo, además de que pueden causar muerte súbita.

3 Hormonas.- Pueden tener varias aplicaciones médicas útiles, pero pueden ser perjudiciales cuando eres joven y te encuentras en pleno crecimiento.

4 Diuréticos.- Pueden ayudar a perder peso pero, a su vez, encubren el uso de otras sustancias prohibidas y pueden causar deshidratación y fatiga.

5 Narcóticos.- Pueden aliviar el dolor, pero eso podría acarrear una lesión persistente.

6 Cannabinoides.- Pueden servir de relajantes, pero también pueden acarrear pérdida de coordinación y concentración.

Aunque tomes algo por accidente, se sigue considerando dopaje. En última instancia, tú eres responsable de todo lo que entra en tu cuerpo”, sentencia la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

Fuentes: Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU), UNESCO

Comments

comments

Compartir