medio-ambiente

La capacidad del planeta de satisfacer de espacio, producir comida y brindar energía están limitados. Los humanos viven en el 17% de su superficie. Solo el 4% de la superficie total del planeta es apropiada para cosechar, dependemos de estos recursos limitados para nuestra sobrevivencia. Sin embargo nos reproducimos como si estos fueran infinitos.

La primer historia es… los negocios como siempre, que lo que necesitan hacer es crecer nuestra economía, yo los llamo la sociedad del crecimiento industrial. Pero hay otra historia que es ver y aceptar la realidad de los científicos, los activistas. Debemos mirar debajo del tapete, levantar la roca y darnos cuenta de lo que nos está costando seguir con los negocios de siempre, nos esta costando el mundo.

Tenemos que cambiar la lente con la que miramos para enfocar de manera distinta. La transición es de la sociedad del crecimiento industrial a la sociedad que sustenta la vida.

Toda especie que desarrolle tecnología va a llegar a una crisis similar a la nuestra, porque en cuanto empiezas a desarrollar tecnologías, vas a caer en esta fase de la evolución, en donde empiezas a cambiar al mundo, y ahí es donde debes detenerte para pensar, debes tener la sabiduría para entender y tener una verdadera inteligencia para aprender a administrar esa tecnología sin destruir al planeta. Yo creo que la fase en la que estamos es inevitable y le sucede a cualquier especie que aprende a utilizar herramientas. Si con el paso del tiempo no se destruye a si misma porque en algún momento aprende a salir del sistema egocéntrico y materialista sobre el que evoluciona.

En los estilos de vida occidentales tenemos una conciencia muy antigua dominada por el ego que nos dice que para sobrevivir debemos ser egoístas e individualistas. No estamos acostumbrados a compartir, y lejos de eso, estamos continuamente manipulados y bombardeados por propaganda que nos hace creer que perderemos el sentimiento de vacío interior comprando esto, adquiriendo eso y negociando aquello.
Una vez que estas envuelto en eso es como si estuvieras cavando un hoyo para tapar otro eternamente.

El deporte al aire libre es un camino muy cómodo para re-conectar nuestra conciencia con el planeta. Las endorfinas que liberamos mientras hacemos algún ejercicio aeróbico sirven también como medio para despejar nuestra mente de todo lo que nos bombardea el estilo de vida citadino.

Fomentar el deporte al aire libre es conectarnos con el individuo al que pertenecemos, el planeta. Es por eso que Hub Sports le apuesta a las competencias Trail como mecanismos generadores de conciencia para la reconexión.

¿Así que cual es la solución para esto? ¿Regresar a la naturaleza? Bueno eso no podemos porque en realidad nunca la dejamos. Lo que necesitamos es darnos cuenta de que dependemos de ella. Es una cuestión de óptica, pues creemos que somos el centro del universo. Vivimos en un mundo que esta caracterizado por la interrelacionalidad, lo vemos a cada día y ese el centro del entendimiento. Todo lo que somos no puede ser sin lo otro, vivimos en un mundo sensible, intricado y correlacionado. Hoy en día con los avances científicos sabemos que estamos relacionados con toda la vida que haya existido y la historia de la evolución es la autobiografía de todos nosotros.

Mario Dib
Hub Sports

Comments

comments

Compartir