Nos encontramos en los primeros días del año, una etapa ideal para comenzar a practicar deporte o, si ya practicamos alguno constantemente, probar algo nuevo.

Adentrarnos en un deporte que siempre nos haya llamado la atención, ya sea para complementar nuestro entrenamiento o simplemente porque queremos probarlo, es una gran forma de empezar el año.

La natación es reconocida por ser uno de los deportes más completos que existen, ya que nos permite trabajar la condición cardiopulmonar a la vez que ejercita un gran número de músculos de todo el cuerpo.

Te recomendamos: 7 beneficios a la salud que deja la natación

Si nunca antes habías practicado este deporte y deseas hacerlo próximamente, a continuación te compartimos una serie de útiles recomendaciones:

1 Antes de comenzar a practicar de forma constante este y cualquier otro deporte, debes hacerte un análisis médico, para tener la seguridad y el aval médico de que que puedes practicar esta clase de ejercicio sin ningún inconveniente.

2 Según tu edad se determinará la temperatura del agua, y también la del ambiente.

3 Asegúrate de hidratarte correctamente con el fin de evitar problemas de piel.

4 Debes asearte antes y después de estar en la alberca para evadir las molestas infecciones.

5 Antes de comenzar tus sesiones de entrenamiento debes realizar una serie de estiramientos, así como una fase de calentamiento. Entre los ejercicios en seco se recomiendan los siguientes: rotación del cuello a ambos lados, rotación de brazos en tres direcciones: hacia delante, hacia atrás y un brazo hacia delante y el otro hacia atrás; giro de caderas, rotación de rodillas hacia un lado y hacia el otro; movilidad de tobillos.

6 Al nadar, procura moverte por el agua como si tu cuerpo se deslizara a través de ella, así mejorarás la técnica de natación. El deslizamiento será más limitado cuando la velocidad de nado es más corta.

7 Cuando nades, evita mirar hacia delante. La mejor posición al nadar es mirar al fondo de la piscina, de esta manera, se tendrá la sensación de estar nadando cuesta abajo.

8 En la natación, como en todo deporte, la respiración es de gran importancia y debe ser controlada. Al nadar en estilo crol se debe girar la cabeza hacia un lado, llenando los pulmones de aire y concentrándonos en soltarlo cuando tengamos la cabeza bajo del agua.

9 Cuando estés nadando, debes estirar todo tu cuerpo y brazos en cada brazada, sacando el brazo del agua lo antes posible. De esta forma, conseguirás nadar más rápido y ahorrar energía.

10 Plantéate la opción de inscribirte en un grupo de nadadores. De esta forma te será más sencillo aprender los movimientos básicos y te sentirás motivado para mejorar cada vez más.

 

Fuente: GuiaFitness

Comments

comments

Compartir