Las lesiones que más se presentan entre las corredoras son las relacionadas con las articulaciones de rodillas y tobillos. Asimismo, las mujeres runners que previamente sufrieron lesiones pero ya se recuperaron, superan la edad promedio de las que están lesionadas en este momento.

Cabe señalar que las contusiones actualmente se presentan más entre las mujeres jóvenes. Esto podría deberse a un cambio de hábitos deportivos que, en lugar de disminuir el riesgo de lesión, lo ha incrementado, pero tal situación requiere más investigación.

Te recomendamos: 5 tips para runners para lidiar con la pandemia de COVID-19

¿Cómo prevenir dichas lesiones?

Debes realizar un buen calentamiento antes de empezar a entrenar, al igual que un correcto enfriamiento al finalizar. También debes llevar una alimentación balanceada y una hidratación constante.

Es fundamental que conozcas tu cuerpo para detectar cuando algo está mal y debas detenerte, así como acudir con profesionales que te aconsejarán sobre los cuidados adecuados que debes recibir. Sin embargo, lo anterior no basta. Por ello, debes practicar los siguientes ejercicios para que evites lesiones futuras.

  • Ejercicios de estabilidad con una sola pierna
  • Squat
  • Puente de piernas

Realiza estos ejercicios dos o tres veces por semana, dándote al menos un día de descanso entre sesiones.

CONSEJO ADICIONAL: Incrementa progresivamente el grado de dificultad de los ejercicios en cada entrenamiento, y no pases al siguiente hasta que ya no te cueste trabajo realizar el ejercicio.

 

Fuente: Runner’s World

Comments

comments

Compartir