Como todos los deportes, el ciclismo no está exento de lesiones. Su práctica tiene asociadas una serie de lesiones, pero una vez conociendo su origen, es posible evitar las consecuencias que acarrean.

Las lesiones más comunes en ciclistas suelen ser ocasionadas por una posición incorrecta en la bicicleta, un sillín demasiado alto, alteraciones anatómicas e incluso por longitudes exageradas de las bielas o una mala postura sobre el manubrio.

Te recomendamos: 12 beneficios del ciclismo para tu cuerpo

Algunas de estas lesiones, las cuales pueden ser prevenidas, son:

-Condromalacia rotuliana

Es un dolor en la parte anterior de la rodilla (detrás de la rótula), que aumenta al conducir, al bajar escaleras, al ponerse en cuclillas o haciendo sentadillas. Se puede prevenir pedaleando con la altura correcta del sillín. La altura correcta debe permitir la máxima extensión, que en una posición neutra debe estar en una extensión de 155 a 160º, y una flexión de 25 a 30º (esto te lo pueden arreglar en cualquier taller de bicicletas).

-Tendinitis rotuliana

Se produce un dolor en el polo inferior de la rótula. Se puede prevenir corrigiendo la posición del sillín.

-Ligamento rotuliano interno

Esta lesión se delata por la producción de dolor en la parte interna de la rodilla (plica), esto ocasiona que se escuchen chasquidos en cada pedaleada. Se puede prevenir corrigiendo la posición del sillín.

-Tendinitis del cuadriceps

Los ciclistas suelen describirla como la aparición de una zona de dolor indeterminada en la parte superior de la rótula. Se puede prevenir corrigiendo la posición del sillín, puesto que aparece en sillines demasiado adelantados o bajos.

-Tendinitis de la pata de ganso

Es un dolor en la parte interna de la rodilla. Se puede prevenir corrigiendo la posición del sillín, bajándole la altura, puesto que una excesiva extensión de la pierna provoca un aumento de la presión en la rodilla.

-Tendinitis de isquiotibiales

Provoca dolor en la parte posterior de la rodilla. Se puede prevenir bajando la altura del sillín y adelantándolo, esto provoca una reducción en la tensión de los músculos.

-Dolor de cuello

Se puede prevenir cuidando que el sillín no esté adelantado.

-Lumbalgia

Se puede prevenir situando la altura del sillín de manera adecuada, puesto que si está alto puede generar una hiperextensión de la zona lumbar.

 

Fuente: Ciclismo a fondo

Comments

comments

Compartir