El kick boxing es por sí solo un deporte exigente, que ofrece una gran cantidad de beneficios. Sin embargo, también es una excelente opción para complementar los entrenamientos de las personas que practican natación, ciclismo o corren.

Practicar deportes o actividades diversas como parte de un plan de entrenamiento semanal es una recomendación que hacen los expertos.

Ya sea que una persona se dedique principalmente a correr, nadar o pedalear en su bici, es recomendable incorporar a su rutina semanal, al menos uno o dos días, la práctica de otro deporte.

Te recomendamos: 4 consejos para mejorar tu rendimiento en cualquier deporte

En este sentido, la práctica de kick boxing es una excelente alternativa para las personas que encuentran aburrido el gimnasio y buscan mayores retos.

Beneficios del kick boxing

Entre los principales beneficios que aporta este arte marcial de origen japonés y desarrollo occidental, se encuentran:

-Fomenta la disciplina.- Existen movimientos que requieren una mayor técnica y, por ello, son mucho más complicados de realizar. De ahí que las personas deban aplicarse con la máxima disciplina a lo largo de todas las sesiones.

-Incrementa la resistencia.- Su práctica requiere una gran exigencia física que, a la larga, ayuda a que el sistema cardiovascular y respiratorio se fortalezcan de forma considerable.

-Mejora los reflejos.- Su práctica requiere una gran capacidad de reacción, por lo que a medida que se mejore la técnica también los reflejos se verán potenciados.

Algunas consideraciones

Antes de comenzar a practicar kick boxing o cualquier otro arte marcial, es importante buscar la ayuda de un entrenador, así como asegurarse de utilizar todos los complementos de protección.

Como sucede con cualquier otro entrenamiento, se debe realizar un calentamiento previo y un estiramiento posterior, con el objetivo de reducir las posibilidades de sufrir lesiones y/o desgarros musculares.

Por último, es necesario mantenerse bien hidratado durante y después de la actividad, para así reponer las sales minerales perdidas por el organismo a través del sudor.

 

Fuente: SportsLife

Comments

comments

Compartir