A pesar de la importancia que tiene la hidratación para el adecuado funcionamiento de nuestro organismo, es increíble la cantidad de deportistas que suelen dejar este aspecto de lado.

Ahora bien, si hablamos de deportes como la natación, la cual se desarrolla en un ambiente rodeado de agua, la hidratación suelen ser aún más subestimada.

Esto se debe a que, al estar rodeados de agua, algunos nadadores no son del todo conscientes de la cantidad de líquido que están perdiendo dentro de la piscina.

Te recomendamos: ¿Cómo debo calentar y estirar cuando voy a nadar?

Aunque suene irónico, es bastante fácil deshidratarse mientras se practica natación. Ya que, pese a estar rodeado de agua, esta no está siendo recibida por el cuerpo. Se calcula que practicar natación por 30 minutos es suficiente para comenzar a sentir los efectos propios del proceso de deshidratación.

Consecuencias

No hidratarse mientras se practica natación puede causar la aparición de diversos problemas, como:

-Una probabilidad mayor de sufrir calambres.

-Interrupción del proceso de contracción muscular.

-Repentinos cambios de temperatura en el cuerpo.

-Estrés cardiaco.

-Sentimiento de debilidad.

-Mareos o náuseas.

-Incidencias negativas en el rendimiento y la recuperación.

Consejos

Para evitar la deshidratación al practicar natación, los expertos recomiendan seguir consejos como:

1 Beber varios vasos de agua horas antes de nadar y un vaso media hora antes de introducirse en la piscina.

2 Tener siempre cerca una botella de agua -de un litro- cuando estemos en la piscina.

3 Reponer la pérdida de líquidos bebiendo agua aproximadamente cada quince minutos.

4 Beber otro vaso de agua treinta minutos después de salir de la piscina.

5 El agua mineral es la mejor opción para mantenerse hidratado.

 

Fuente: Guía Fitness

Comments

comments

Compartir