Según muchos atletas y expertos en entrenamiento, los ejercicios de pie son más efectivos para fortalecer los abdominales, pues además de ello, también fortalecen los músculos de la espalda.

Además, son más prácticos que acostarte en el suelo, y también pueden ser más efectivos porque los movimientos fortalecen los músculos centrales del cuerpo, lo que facilita los movimientos cotidianos. Realizarlos también puede ayudarte a evitar el dolor en la parte baja de la espalda que suele manifestarse con la edad.

Te recomendamos: 3 sencillas formas de ejercitar los antebrazos

Aquí te dejamos unas opciones básicas:

Curvas (inclinaciones) laterales

Párate con los pies separados al ancho de los hombros y sostén una mancuerna liviana en cada mano, con las manos a los lados. Dobla lentamente hacia la derecha todo lo que puedas sin torcer la parte superior del cuerpo. Tu mano derecha se inclinará ligeramente hacia tu rodilla derecha. Mantén la postura, regresa lentamente a la posición inicial y luego dobla hacia la izquierda. Repite 10 veces de cada lado.

Giros de cadera

Párate frente a una pared, con los pies separados al ancho de los hombros. Presiona tus manos contra la pared y contrae tus abdominales. Dobla y levanta tu rodilla derecha frente a ti hasta que tu muslo esté paralelo al suelo. Moviéndote con un giro desde la cadera, abre la rodilla lo más que puedas hacia la derecha, luego regresa al centro y hacia la izquierda. Repite la secuencia completa 10 veces con cada pierna.

Giro cruzado

Las rodillas deben estar ligeramente dobladas y las manos detrás de la cabeza. Coloca tu peso en la pierna izquierda y levanta la rodilla derecha frente a ti hasta el nivel de la cadera mientras bajas el hombro izquierdo para tratar de alcanzar la rodilla. Regresa al inicio. Repite para un total de 20 repeticiones, y luego repite en el lado opuesto.

 

Fuente: Health Day News

Comments

comments

Compartir