Entre los ciclistas, es común hablar de carbohidratos a la hora de referirse a la dieta que siguen durante sus entrenamientos.

Los carbohidratos son uno de los principales nutrientes en la alimentación. Su consumo ayuda a proporcionar energía al cuerpo. Se pueden encontrar tres principales tipos de carbohidratos en los alimentos: azúcares, almidones y fibra.

A lo largo de los años, se han realizado estudios en donde se demuestra la relación entre el correcto consumo de carbohidratos y el rendimiento deportivo. Este motivo los convierte en una parte fundamental de la dieta de los ciclistas.

Te recomendamos: ¿Qué es mejor: desayunar antes de entrenar o después?

De hecho, un gran número de ciclistas suelen realizar algo denominado ‘periodización de carbohidratos’. Se trata de una forma de programar su consumo de carbohidratos de acuerdo a las necesidades de su entrenamiento.

Estrategias

Las estrategias basadas en la periodización de carbohidratos son varias. Estas se basan en combinar periodos de entrenamiento con restricción de su consumo, pero asegurando una alta disponibilidad antes y durante la competición o entrenamiento.

Entre las estrategias más populares de este tipo se encuentran las siguientes:

-Modelo de 2 entrenamientos diarios.- Consiste en realizar un entrenamiento con los depósitos de glucógeno cargados y una segunda sesión con baja disponibilidad.

-Entrenamiento en ayunas.- Consiste en realizar el entrenamiento antes de tomar la primera comida del día. Representa una manera sencilla de entrenar con baja disponibilidad de carbohidratos.

-‘Sleep-low, train-low.- Se realiza un entrenamiento por la tarde-noche que puede ser de alta intensidad, en el que se vaciarán los depósitos de glucógeno muscular. En la comida tras el entrenamiento no se consumen carbohidratos, de manera que esos depósitos no se van a reponer. Esta estrategia, sumada con la realización al día siguiente de un entrenamiento de baja intensidad en ayunas, supone la práctica de ejercicio con menor disponibilidad de carbohidratos.

Recomendación

Debido a que la alimentación es uno de los pilares de la salud y el rendimiento deportivo, es muy importante que antes de aventurarse a realizar cambios en los hábitos alimenticios, las personas consulten primero a un nutricionista.

Asimismo, se recomienda elaborar un plan de alimentación personalizado con ayuda del nutricionista y un entrenador personal, basado en las necesidades y objetivos del ciclista.

 

Fuente: ADN Ciclista

Comments

comments

Compartir