Ha llegado diciembre, mes de celebraciones, de disfrutar con la familia, de convivir con amigos, de comer mucho y para algunos, también de beber mucho. Las fiestas decembrinas que se extienden hasta el día de reyes en enero, son el perfecto momento para salir un poco de la rutina y pasar grandes momentos en compañía de nuestros seres queridos.

Para muchos, esta temporada llena de actividades sociales es la perfecta excusa para bajar la intensidad del entrenamiento y dejar de levantarse muy temprano para salir a correr, rodar o nadar, según sea el caso, sin sentirse mal con uno mismo por no haber cumplido con el programa de entrenamiento de ese día. Como en todo, existen las excepciones, y en este caso, son aquellas personas que deciden arrancar el siguiente año con alguna competencia en los meses de enero y/o febrero. Esta puede ser desde una carrera pedestre de corta, media o larga distancia, un triatlón, carrera trail, salida en bicicleta y un sin fin de opciones más que hoy en día podemos realizar. Salvo este grupo de personas, lo importante para quienes no tienen una competencia en los primeros tres meses del año es que no pierdan todo lo ganado durante el año.

Cada vez son más las personas que entrenan ya sea en solitario o en equipo, pero lo que hay de común en la mayoría es que siguen un programa de entrenamiento. Los mismos entrenadores son conscientes de que en estas fechas es complicado mantener una rutina de entrenamiento fuerte por lo que bajan la intensidad en los entrenamientos. Aun así, es importante no perder condición y mantener la base aeróbica para que al iniciar la temporada fuerte de entrenamiento a inicios del próximo año no suframos. Además, es muy preferible no perdamos días de sesiones importantes de cara a nuestros próximos objetivos siendo estamos buscando recuperar nuestra condición física perdida durante las fiestas.

Cada uno de nosotros tiene sus propios objetivos y/o retos personales para competencias en el 2017 por lo que no se puede sugerir un programa de mantenimiento físico genérico durante estas fechas. Lo que si se puede sugerir, es como mínimo tratar de activarse 4 días de los 7 de la semana y aprovechar estos días para practicar otros deportes o actividades físicas de las que solemos practicar en la etapa de preparación para una competencia. Si eres corredor y te gusta nadar, ahora es un excelente momento para irte a dar unas cuantas brazadas a la piscina, lo que además de generar un gran fondo físico, fortalece otras partes del cuerpo importantes para correr pero que uno no suele entrenar. Si vas a la playa de vacaciones, aprovecha para nadar de manera relajada en el mar. De igual manera rodar es otra gran actividad que además de que puede resultar divertida si sales a la calle o alguna ruta en carretera, te ayuda a mantener tu condición. Ejercicios funcionales, trx, o incluso ir al gimnasio y hacer rutinas de pesas, también pueden ser una gran opción en estos días. Hagas lo que hagas, trata de hacerlo con otro chip mental, disfrútalo, e incluso si quieres y puedes, olvídate del reloj, de tu “pace” corriendo, de en cuanto tiempo sacas los 100m en natación y/o cuantos cientos de metros nadaste hoy, a que velocidad vas en la bicicleta… Es un gran momento para practicar deporte sin la presión de los objetivos que te plantean cada entrenamiento disfrutando de eso que a todos nosotros tanto nos gusta, estar activos, sentirnos bien y proyectar ese bienestar a quienes nos rodean.

Estamos por terminar un año e iniciar uno nuevo lleno de metas, ¡ve a por ellas y no por ello dejes de disfrutar de estos días en familia y amigos!

¡Felices fiestas y gran inicio de 2017!

 

Javier Carvallo Chinchilla
Instagram: @xavicarvallo

Comments

comments

Compartir