Los deportes sirven, en primera instancia, para divertirnos y, en segundo lugar, son una inmejorable forma de mantenernos activos y saludables.

Correr es un claro ejemplo de ello. Se trata de un deporte apasionante, divertido y muy benéfico. Sin embargo, como el resto de deportes, no está exento de algunas lesiones o dolores que pueden llegar a surgir durante su práctica.

Todos los corredores, experimentados, intermedios y novatos, han llegado a sentir ciertos dolores asociados a correr. Esto es completamente común, por lo que no debes alarmarte.

Te recomendamos: Cómo evitar las lesiones más comunes al correr

Toma tiempo para que el cuerpo se adapte al impacto que causa correr”, aseguró Lisa Reichmann, entrenadora e instructora certificada estadounidense.

De acuerdo con la experta, algunos de los dolores más comunes en corredores son:

1 Dolor en espalda, rodillas, cadera o espinillas

Estos suelen aparecer debido a que correr es una actividad repetitiva, la cual puede llegar a provocar estrés en huesos y articulaciones.

Solución: La mejor forma de aliviar y tratar estos dolores es cumplir con tu kilometraje semanal, pero de una manera más pausada cuando se llegue a sentir estas molestias. Debes aprender a diferenciar si son dolores que requieren parar, o puedes seguir corriendo a un paso más lento. Asimismo, es recomendable agregar ejercicios de fuerza a tu rutina.

2 Dolor de estómago

Comúnmente se presenta cuando no se deja pasar el tiempo suficiente entre la ingesta de alimentos y el entrenamiento. También puede darse por haber consumido una comida copiosa antes de salir a correr.

Solución: Deja pasar por lo menos una hora por cada 200 a 300 calorías ingeridas, antes de empezar a entrenar.

3 Sensación de no poder respirar

Al incrementar la actividad, los músculos necesitan más oxígeno, lo que puede provocar que tengas la sensación de no poder respirar.

Solución: Si recién comienzas tus entrenamientos como runner, inicia con caminatas en intervalos para tener control de tu fatiga y actividad.

4 Dolor muscular

Es común sufrir daños microscópicos en los músculos debido al ejercicio, de hecho forma parte fundamental del proceso.

Solución: Estirando adecuadamente, no hay más. Eso te ayudará a prevenir lesiones provocadas por la tensión de los músculos después de correr.

 

Fuente: Runner’s World

Comments

comments

Compartir