El reciente incremento en el interés por practicar deporte ha provocado que algunas actividades físicas innovadoras ganen cierta popularidad, entre ellas se encuentra el aquabike.

Se trata de una actividad que se desarrolla en un ambiente acuático que tiene como objetivo combinar un trabajo cardiovascular y muscular, todo esto dirigido en todo momento por un asesor/profesor, acompañado del ritmo de la música y sobre una bicicleta adaptada al medio acuático.

Aunque el aquabike comenzó a ganar popularidad hasta hace poco tiempo, lo cierto es que esta idea nació en Italia en los años noventa. Su idea es bastante sencilla: en una piscina con poca profundidad (entre 1.20 y 1.50 metros) se encuentran sumergidas bicicletas estáticas cubiertas hasta la altura del manillar. De esta manera, al subirse a la bicicleta para pedalear, la mitad del cuerpo también queda sumergida.

Aunque en apariencia parezca que solo se trabaja el tren superior, la realidad es que se ejercita todo el cuerpo, incluyendo abdominales, brazos y piernas. El asesor/profesor presente en todo momento se encarga de corregir la postura del cuerpo para que esta sea correcta y así evitar lesiones.

Te recomendamos: ¿Cuáles son los beneficios de entrenar bajo el agua?

Habitualmente las sesiones de aquabike inician con un breve calentamiento, para estimular el calor corporal e ir aumentando paulatinamente el ritmo con diversos ejercicios con los que se trabaja tanto el tren inferior como el superior. Todo ello bajo el ritmo de música, similar a las clases de spinning. Las clases suelen finalizar con estiramientos que ayudan a relajar los músculos tras el esfuerzo.

De acuerdo con expertos, al tratarse de una actividad de bajo impacto y en la que cada persona puede autoexigirse, es una práctica apta para todas las personas.

Algunos de los principales beneficios que conlleva realizar esta actividad son:

-Ayuda a reducir el estrés.

-Al ser una actividad aeróbica se consigue quemar grasa y reducir tejido adiposo.

-Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular.

-Fortalece la musculatura de piernas, brazos, glúteos y abdomen.

-Facilita un fuerte efecto de oxigenación en todo el organismo.

 

Fuentes: Decathlon, El Mundo

Comments

comments

Compartir