Hace unos años entro a mi mente el hacer un maratón, desde el principio tenía considerado que mi ahora prometido se inscribiera también conmigo y pudiéramos entrenar juntos. Pero con los diferentes compromisos de cada quién, horarios y ganas, algunas veces separábamos nuestros entrenamientos.

Fue cuando decidí incluir en esta aventura a mi mejor amigo, porque sabía que me iba a acompañar a correr a cualquier hora, no criticaría mi paso, iríamos siempre a donde yo quisiera y sobre todo se conformaría con un platón de palomitas. Porque mi mejor amigo ama las palomitas igual que yo. Mi mejor amigo Macca un pastor ganadero australiano de 2.5 años, solía ser sedentario, solo correteaba a algún gato o su cola por un buen rato, pero eso no contaba como deporte, verdad?.

Así que decidimos ponernos a entrenar juntos para este nuevo reto.

Correr con tu perro es increíble, pero como cualquier corredor, necesita ciertos cuidados para desarrollar su salud evitando lesiones que la mayoría de los humanos desconocemos, por eso quiero compartir algunos consejos, que con la ayuda también de su veterinario de cabecera nos sirvieron mucho para poder evitar cualquier lesión:

  • Visita a un Médico

Antes de comenzar con la etapa de acondicionamiento físico es muy importante visitar a un Médico veterinario que le realice estudios y determine su estado completo de salud dependiendo a su raza, edad etc. En caso de presentar enfermedades como: sobre peso, cardiacas, respiratorias ó problemas de articulación, se propondrá un tratamiento para que no se complique con la mezcla de la actividad física. Además de que solo él podrá asignarle una rutina que no pondrá en riesgo su salud.

  • Adáptense

Al igual que nosotros, los perros necesitan un periodo de adaptación a la actividad física.  Pueden comenzar caminando, luego trotando para finalmente correr hasta que se logre adaptar a la actividad, usualmente llegan a ser 8 semanas. Cada raza reacciona diferente por eso es necesario que consultes a un veterinario para determinar las distancias y frecuencias  optimas que tu perrito puede recorrer.

  • Escoge un lugar

Hay muchos parques que no permiten la entrada a perros, y luego correr en la calle suele ser un poco peligroso tanto para el dueño como para los perros. Por lo que trata de buscar parques donde le permitan el acceso.

Siempre trata de mantener amarrado tu perro, recoge sus heces, respeta los reglamentos y permanece tranquilo para que tu perro se sienta igual. El tema de socialización es muy importante, hay mascotas que al no relacionarse con otros perros se vuelven ansioso, huraños y hasta agresivos. Esto suele tomar un tiempo, así que si a la primera no se comparta como tu esperabas, síganlo haciendo consecutivamente para que todo mejore.

  • ¡A correr se ha dicho!

No lo alimentes cuando menos 45 minutos antes, por que además de sentirse muy pesado pudiera llegar a tener problemas gástricos al mezclar la intensidad del ejercicio y la digestión. Llegando de correr espera unos 15 minutos para alimentarlo.

Comienza con un calentamiento previo, aunque la mayoría de los perros salen como despavoridos cuando van a pasear, traten de ir de menos a más para calentar articulaciones, músculos y se sientan más cómodos.

Ten mucho cuidado con correr en días calurosos, los perros no transpiran como nosotros así que es mucho más difícil regular su temperatura, las únicas glándulas sudoríparas que tienen se encuentran en sus almohadillas, por eso se debe cuidar la temperatura del el asfalto o las superficies donde se corre, pues puede estar muy caliente lastimándolos.

Hidrátalo frecuentemente, el control de la temperatura es muy importante por eso permite que tome agua frecuentemente, ya se que lleves una botella contigo o haya lugares donde se pueda acceder al ella.

Platica con el mientras corres, cuando lo notes cansado, háblale y motívalo para que siga. Si se comienza a reusar a correr, no lo obligues ni lo fuerces, camina hasta terminar el entrenamiento o paren ahí, nuestras mascotas no nos puedan expresar lo que sienten por eso hay que ser prudentes con su salud.

Como ves, existen una serie de pasos que hay que seguir para poder convertir a tu perro en corredor, recuerda siempre procurar su salud, ser responsable de él y divertirse mucho.

lugares-perro

Por Marce Solís
@MarceSoliis

Comments

comments

Compartir