El ciclismo es una actividad física que aporta múltiples beneficios, además es muy sencilla de hacer y se puede realizar en compañía, lo que la convierten en una excelente opción para practicarla con la familia.

Para nadie es un secreto que enseñar a los niños el amor hacia el deporte les deja una huella que muy probablemente perdure en ellos más adelante en su vida, inculcándole un cariño hacia la actividad física que le facilitará desarrollar hábitos saludables conforme vaya creciendo.

En este sentido, el ciclismo es sin duda una gran herramienta para enseñar disciplina a los pequeños y permitirles desarrollar una buena preparación física. Qué mejor que disfrutar en familia de un pasatiempo que además de permitirles pasar tiempo juntos de calidad, beneficie su salud.

Te recomendamos: 12 beneficios del ciclismo para tu cuerpo

Para practicar ciclismo en familia con seguridad y diversión te recomendamos los siguientes consejos:

1 Si tienes hijos menores de 6 años, los remolques son la mejor manera de llevarlos a pasear en bici. Estos van cubiertos, protegidos del viento, la lluvia y el sol. Otra ventaja es que suelen tener mucho espacio para llevar juguetes, lo que les permitirá disfrutar más de la ruta.

2 A partir de los 7 años los pequeños ya son capaces de dominar la bicicleta de forma correcta. Sin embargo, procura ir por rutas poco aglomeradas y exigentes, a un paso más lento. Recuerda que lo más importante es dejar que los niños se acostumbren a las salidas en bicicleta y que las disfruten.

3 Si vas con tu pareja, lo ideal es que uno de ustedes se coloque delante y otro detrás, así siempre habrá alguien marcando la ruta para que el resto no se pierda y alguien detrás para que nadie se quede atrás.

4 Siempre utilicen casco. Todos los niños, adolescentes y adultos deben usar casco, incluso en paseos cortos. El casco debe ajustarse cómodamente y no debe moverse una vez que haya sujetado la correa.

5 Usar protección. Además del casco, se debe utilizar protección en otras partes del cuerpo, como gafas de sol deportivas (para evitar que el polvo y los insectos entren en los ojos), guantes (para evitar ampollas), y si es posible usar ropa que cubra la piel (para protegerse en caso de alguna caída o accidente).

6 Conocer las reglas de tránsito. En general, los ciclistas siguen las mismas reglas de tráfico que los automóviles. Enseña a tus hijos a respetar los semáforos y letreros, así como a manejar con el flujo de tráfico.

 

Fuente: Family Doctor, Marchas y rutas

Comments

comments

Compartir