Correr brinda múltiples beneficios a la salud de las personas, por lo que es considerado como uno de los deportes más completos que existen.

Sin embargo, también tiene sus contras. Además de las características lesiones, dentro de sus puntos negativos también se encuentra la salud bucal. Pero no hay que asustarse, se trata de aspectos que, con la debida atención, no deben causarte mayor problema.

Las personas que corren de forma constante pueden sufrir un mayor riesgo de erosión dental y de caries, según encontró un estudio alemán publicado en la revista especializada Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports.

Es posible que el alto consumo de carbohidratos, bebidas deportivas, geles y barritas energéticas durante el entrenamiento, puede bajar el pH de los dientes por debajo del nivel crítico de 5,5. [Esto] puede provocar la erosión dental y caries”, explicó Cornelia Frese, autora del estudio e investigadora del Departamento de Odontología del Hospital Universitario de Heidelberg, en Alemania.

Además de lo anterior, los corredores suelen respirar por la boca mientras hacen ejercicio, lo que ocasiona que la boca se seque y produzca menos saliva, la cual normalmente protege los dientes, agregó la especialista.

Te recomendamos: 7 cosas que no sabías sobre el running

De acuerdo con la investigación, los corredores presentan una mayor erosión dental que aquellas personas que no realizan ejercicio. La erosión dental ocurre cuando el esmalte se desgasta o se reduce por la acción de ácidos, estos pueden ser intrínsecos (ácido gástrico producido por el propio organismo) o extrínsecos (provenientes de los alimentos).

Durante el ejercicio prolongado, nuestro cuerpo produce menos saliva y, la poca que llega a producir, es más ácida y el grado de acidez aumenta en relación al tiempo de ejercicio. La saliva, señalan los expertos, se considera importante para la buena salud dental.

Con base en estos resultados se puede sugerir que el entrenamiento de resistencia tiene efectos perjudiciales sobre la salud oral”, concluyeron los investigadores.

Es por ello que la autora del estudio recomienda a los corredores cepillarse los dientes después de una carrera, sobre todo si han consumido carbohidratos durante o después de ella.

 

Fuente: ABC

Comments

comments

Compartir