Tener mayor potencia en las piernas es una capacidad que buscan obtener la mayoría de corredores, sobre todo aquellos que se especializan en carreras de corta y media distancia.

En términos simples, la potencia se puede ganar trabajando dos aspectos básicos: la fuerza y la velocidad.

Te recomendamos: 9 consejos para mejorar la técnica al correr

Trabajar ambos aspectos en los entrenamientos permitirá a nuestro cuerpo (en especial al tren inferior) aplicar la máxima fuerza en un mínimo tiempo.

¿Cómo se logra?

Para conseguir este objetivo, los especialistas recomiendan enfocar los entrenamientos a aumentar la fuerza (músculo) y reducir la masa (grasa).

Aumentar el músculo y reducir los niveles de grasa permitirá a un corredor ganar más explosividad y potencia en las piernas.

Realizar esta clase de entrenamiento implica una gran tensión en los músculos, motivo por el que los expertos aconsejan realizar un par de semanas antes trabajo de ejercicio de fuerza, el cual debe consistir básicamente en ejercicios como las sentadillas o las zancadas.

Tras este par de semanas, se recomienda agregar al entrenamiento típico de corredores los siguientes ejercicios:

1 Sentadilla con salto vertical.- Consiste en realizar una media sentadilla e, inmediatamente después, realizar un salto vertical.

2 Salto frontal.- Es una variante del ejercicio anterior, solo que en lugar de realizar un salto vertical, se realiza un salto hacia adelante, lo más alto y lejos posible.

3 Salto en caja (box jump).- Consiste en colocarse de pie frente a un cajón o superficie plana que quede un poco elevada. Se debe realizar media sentadilla para tomar impulso y dar un salto para aterrizar sobre el cajón o superficie.

 

Fuente: Foro Atletismo

Comments

comments

Compartir