Para asegurarte de que tus tenis para correr se ajusten adecuadamente a tus pies, es importante que acudas a una tienda especializada en calzado para carrera, la cual cuente con personal de ventas que conozca este deporte.

Te recomendamos: ¿Cuáles son los mejores accesorios para monitorear tu cuerpo mientras corres?

También debes estar preparado para pasar hasta una hora probándote zapatos. Por ello, aquí te dejamos algunos consejos para ayudarte a obtener un buen ajuste:

  1. Compre tarde en el día o después de haber estado corriendo, cuando tus pies probablemente estarán un poco hinchados.
  2. Usa medias o calcetines del mismo grosor que los que usarás al correr.
  3. No te enfoques en los tamaños numéricos, ya que varían mucho de una marca a otra. No es inusual que los tenis para correr sean medianas o incluso más grandes que los de vestir.
  4. Busca un talón ajustado y ceñido; si se desliza hacia arriba y hacia abajo cuando corres, terminarás con ampollas.
  5. La parte delantera del zapato debe ser espaciosa. Deberías poder mover los dedos de los pies hacia arriba y hacia abajo, y el espacio entre los dedos de los pies y el extremo del zapato debe ser de medio pulgar a un pulgar completo de ancho.
  6. Asegúrate de que la parte del zapato que soporta tu arco esté ajustada pero no apretada.
  7. Si usas plantillas ortopédicas (plantillas personalizadas), llévalas contigo cuando vayas de compras.
  8. Asegúrate de poder quitar las plantillas que vienen con los zapatos que compraste, para poder reemplazarlas por las tuyas.
  9. Pregunta si puedes correr alrededor de la tienda para asegurarte de que los zapatos sean cómodos.
  10. Si ya tienes un par de tenis para correr, llévalos contigo a la tienda especializada (incluso si no estás contento con ellos). Un vendedor experto puede examinar la forma en que los usas para ver cómo funcionan tus pies y qué zapatos podrían ser adecuados para ti.

 

Fuente: Health Day News

Comments

comments

Compartir