El manguito rotador (o manguito de los rotadores) se refiere a un grupo de cuatro músculos y tendones distintos que se conectan a cada hombro y estabilizan el húmero, el hueso del brazo superior. Estos músculos se activan cuando mueves el hombro y trabajan juntos para brindarte el rango de movimiento necesario para que nades adecuadamente o lances una pelota, según sea el deporte que practiques.

Te recomendamos: Alimentos para obtener los nutrientes que todo corredor necesita

Por ello, fortalecer este grupo de músculos puede ayudarte a mejorar la estabilidad de esta importante articulación y a evitar lesiones. Aquí unas sugerencias de ejercicios para lograrlo, cortesía del Consejo Americano del Ejercicio:

Levantamientos alternados de brazos y piernas

Colócate a cuatro patas. Pon tus brazos rectos, con las manos directamente debajo de los hombros y las rodillas directamente debajo de las caderas. Aprieta los músculos centrales y extiende simultáneamente la pierna izquierda y el brazo derecho de manera que queden paralelos al piso. Con mucho control, bájalos y repite el ejercicio de 10 a 15 veces. Luego repite la secuencia con la pierna derecha y el brazo izquierdo.

Flexiones con balón de estabilidad

Lleva las flexiones a otro nivel haciéndolas con las manos en un balón de estabilidad. Desde la misma posición en cuatro patas, coloca las manos y los antebrazos sobre la bola, con los hombros estirados a lo ancho y con los brazos presionando contra los costados. Endereza y estira las piernas, con los dedos de los pies planos sobre el piso. Manteniendo tu cuerpo en línea recta desde la cabeza hasta los pies, estira los brazos y aleja el cuerpo de la pelota. Sostén brevemente, luego dobla los codos para volver a la posición inicial. Repite de 10 a 15 veces.

 

Fuente: Health Day News

Comments

comments

Compartir