Salir a correr todos los días es una actividad que aporta un gran número de beneficios a la salud, además de ser un deporte competitivo y retador.

Sin embargo, hay ocasiones en las que las obligaciones de la vida cotidiana simplemente impiden que sea posible salir a correr o dedicarle la cantidad de tiempo deseada.

Te recomendamos: ¿Por qué es recomendable el entrenamiento de intervalos en corredores?

Para estas situaciones, lo ideal es contar con un plan de entrenamiento que se enfoque en aprovechar cada minuto. De esta manera se estará sacando el mayor provecho de un entrenamiento corto.

Consejos

Janet Hamilton, fisióloga del ejercicio y entrenadora de running, recomienda los siguientes consejos para sacarle el mayor provecho a los entrenamientos cuando se está corto de tiempo:

1 Aumentar el ritmo

Mientras más rápido se corra, más duro será el entrenamiento, enfatiza Hamilton. Cuando no se cuente con el tiempo para correr durante una hora, siempre se puede correr unos 6 kilómetros a unos tres cuartos de nuestra capacidad máxima, recomendó.

2 Disminuir la recuperación

Al entrenar intervalos, se puede reducir el periodo de recuperación para ahorrar algo de tiempo y, al mismo tiempo, aumentar el esfuerzo. “El beneficio de reducir el tiempo de recuperación es que aumentas la intensidad del entrenamiento”, subrayó.

3 Añadir puntos de referencia

Hamilton recomienda aumentar el esfuerzo durante 60 segundos, hasta dos minutos. El truco de es tener puntos de referencia a lograr, como por ejemplo 30 segundos, pueden hacer que, sin darte cuenta, corras demasiado fuerte porque solo tienes que sostenerlas durante un corto periodo de tiempo.

4 Agregar cuestas

Agregar cuestas a los entrenamientos, incluso si la carrera de objetivo es una carrera plana, puede aumentar la velocidad y fuerza. En el caso de los corredores que no están acostumbrado a correr colinas, Hamilton aconseja comenzar lentamente. “Una forma fácil de agregar colinas a tu carrera sin hacer un entrenamiento completo es elegir una ruta con colinas, lo que significa que estarás subiendo y bajando. Eso aumentará la intensidad de tu carrera y desarrollará la fuerza de la cadera”, indicó.

 

Fuente: Runner’s World

Comments

comments

Compartir