Practicar deporte es recomendado por todos los especialistas en salud. Y esto se debe a que aporta un gran número de beneficios en la salud de las personas, tanto físicamente como mentalmente.

Realizar algún deporte o actividad física intensa ayuda a mantener un equilibrio con el estrés de nuestro día a día. Sin embargo, otorgarle tiempo de más o ponerlo por encima de otras prioridades puede afectar negativamente ese equilibrio.

Aunque este problema pareciera ser propio de atletas de alto rendimiento, lo cierto es que le puede pasar a cualquier amante del deporte.

Entonces, ¿qué podemos hacer para practicar deporte en combinación con nuestras responsabilidades diarias? Existen una serie de consejos que pueden ser de gran ayuda para lograr este objetivo:

1 Planificación

Planear es la base de un buen desempeño. Aunque de entrada te cueste algo de trabajo, debes hacer el intento por planificar tus planes de entrenamiento de forma que no interfieran con otras actividades, como el trabajo, la escuela, o la relación con tu familia y amigos.

Por ejemplo, lo ideal es practicar cualquier deporte tres días a la semana, puedes elegir los lunes, miércoles y sábados para ello. Además agrega un horario que no interfiera con tus obligaciones. Puedes hacer ejercicio por las mañanas o por las noches, como más te acomodes.

Te recomendamos: ¿Qué horario es mejor para realizar deporte?

Los viernes puedes dedicarlos a pasar tiempo de calidad con tu pareja o amigos. Los domingos puedes dedicárselos a tu familia. Mientras que tus ratos libres de martes y jueves puedes ocuparlos para hacer otras actividades que te llamen la atención.

La clave está en equilibrar tu vida deportiva con la laboral, la social, sentimental y familiar. Trata de ser equitativo con todas ellas.

2 Definición de objetivos

¿Para qué entrenas? Es una gran pregunta inicial para definir tus objetivos. Si estás entrenando para correr un maratón, por ejemplo, con el paso de las semanas irás aumentando tu carga deportiva, por lo que es conveniente compartir tus planes con tu pareja, amigos o familia. Ellos lo comprenderán y te apoyarán.

Dependiendo de tus objetivos podrás planificar de mejor manera tus entrenamientos, de forma que se acomoden a tu agenda.

3 Cuidar tu alimentación

Un aspecto pasado por alto por la mayoría de deportistas novatos. La alimentación es fundamental para el desempeño de cualquier persona, y más en las que practican deporte de forma frecuente.

Puedes acudir con un nutricionista para que te proporcione un plan alimenticio a seguir según tus objetivos de entrenamiento, así como acorde a tu estado de salud.

Si te mantienes bien alimentado te será más fácil cumplir con tus objetivos deportivos y tus obligaciones diarias.

 

Fuente: Sportlife

Comments

comments

Compartir