Más que un pasatiempo, la bicicleta es vista por una gran parte de la población como un medio de transporte. Sin embargo, para otros luce más atractiva como una estupenda herramienta para practicar deporte al aire libre.

Por una u otra razón, el uso de la bicicleta ha ido aumentando con el paso de los años. Incluso existen reportes que la colocan como el segundo medio de transporte más utilizado en el mundo, después del transporte a pie.

Y aunque se desconoce el número de bicicletas que hay en todo el mundo, se estima que hay más de mil millones.

Te recomendamos: Cómo elegir la bicicleta adecuada, según el uso que le darás

En este contexto, el ciclismo urbano y el ciclismo de montaña se erigen como los dos ramos principales en el uso de la bicicleta. A continuación te presentamos algunas ventajas que presentan ambas formas de uso:

Ciclismo urbano.- Uso de la bicicleta como medio de transporte, principalmente en las grandes ciudades y áreas metropolitanas.

Ventajas

-Supone relativamente un menor peligro de riesgo tanto para usuarios como para otros ciudadanos, en comparación con otros medios de transporte como el automóvil.

-Su uso por grandes sectores de la población trae consigo una disminución de los gastos sanitarios.

-El ejercicio cardiovascular moderado en las rutinas diarias beneficia la salud en general, proporcionando protección contra enfermedades de corazón y algunos tipos de cáncer.

-Se ha demostrado que el ejercicio aeróbico mejora la autoestima y reduce los síntomas de la depresión.

-Representa un bajo coste (mantenimiento técnico) en comparación con cualquier otro transporte público o privado.

-No produce ningún tipo de contaminación atmosférica.

-Ocupa menos espacio público que los vehículos de motor. En promedio, un automóvil utiliza el espacio de ocho bicicletas.

Ciclismo de montaña.- Se considera como un deporte de riesgo, el cual se realiza en circuitos naturales, generalmente a través de bosques o por caminos angostos con cuestas empinadas y descensos muy rápidos.

Ventajas

-Se reducen o previenen los dolores de espalda.

-Se mejora el sistema inmunitario.

-Reduce la presión arterial.

-Se aumenta la capacidad pulmonar.

-Se reducen los niveles de LDL o colesterol malo en la sangre.

Como puedes ver, ambos usos benefician la salud, solo que en cantidades distintas. El ciclismo de montaña es un deporte como tal, mientras que el ciclismo urbano consiste básicamente en utilizar la bicicleta como medio de transporte.

 

Fuentes: Worldometers, Todo Mountain Bike

Comments

comments

Compartir