Correr le gusta a muchas personas, y a otras tantas más les encantan los perros. Pues bien, aquellos que deciden combinar ambas pasiones son los responsables de que se creara la disciplina conocida como ‘canicross’ (también conocida como ‘perrocross’ en Latinoamérica).

Como bien ya supones, se trata de correr junto con tu perro, pero no necesariamente con él a tu lado, sino que es precisamente la mascota quien marca el ritmo en esta disciplina.

El canicross es un deporte que nació y se popularizó en Europa, ideado a raíz del mushing (competencias de trineos sobre nieve jalados por perros). Sin embargo, se está extendiendo actualmente por diferentes partes del mundo, incluyendo América Latina.

Debido a que se trata de una especie de carrera a campo traviesa y montaña, en la que los dueños se atan a sus mascotas con un arnés y una cuerda elástica, el canicross también incorpora elementos del atletismo, por lo que es un ejercicio bastante completo y beneficioso.

Asimismo, además de mantener a las personas en forma y con buena condición física, también es una excelente actividad física para los perros y, no menos importante, aumenta el vínculo afectivo entre dueños y mascotas.

El canicross funciona de la siguiente manera: una vez conectado el arnés, el perro es el que guía el camino, tirando constantemente a su dueño, quien está obligado a mantener el paso para no exigir demasiado al animal. Las personas no pueden correr por delante del perro en ningún momento.

Aunque no hay restricciones en cuanto a raza de perros se refiere (de preferencia se aconseja abstenerse de involucrar a razas de cara achatada), es necesario que los perros estén en buen estado de forma y sean mayores de un año de edad. Igualmente, deben tener el certificado médico de un veterinario para descartar posibles anomalías en su salud.

Otras recomendaciones incluyen no correr cuando haya una temperatura mayor a los 20ºC -ya que es una temperatura que puede ser fatal para los perros- y, dada la fuerza con la que tiran los animales, el canicross suele practicarse en el campo o en la montaña, ya que son las superficies más adecuadas para su seguridad.

Lo que necesitas para practicar esta actividad, además por su puesto de la compañía de tu mejor amigo, es:

-Arnés de tiro.- Lo ideal es utilizar un arnés completo (cubre toda la espalda del perro) o medio (cubre solo la mitad). Para nada debe utilizarse un collar.

-Línea de tiro.- Se trata de una correa de un material resistente (nylon, por ejemplo) con una parte elástica y otra firme. Estas correas suelen medir entre 1.5 y 2 metros.

-Cinturón lumbar.- Es un cinturón acolchado, en cierto modo parecido a los que se pueden usar en un gimnasio, que nos sirve para que el tirón del perro vaya dirigido a nuestra zona media y se reparta de manera uniforme, evitando dolores en la zona lumbar.

 

Fuentes: BBC, Vitónica

Comments

comments

Compartir