Mejorar el rendimiento, disminuir los tiempos, correr distancias más largas, aumentar la resistencia, son algunos de los principales objetivos de la mayoría de corredores.

Para conseguirlo, una de las claves es no centrar los entrenamientos única y exclusivamente en correr. El entrenamiento cruzado (incluir sesiones de entrenamiento diferentes) ha demostrado tener excelentes beneficios en corredores.

Te recomendamos: 5 razones para practicar Pilates si eres corredor

Añadir uno o dos días a la semana entrenamiento de pesas o natación puede complementar perfectamente el plan de un corredor. Pero, ¿qué pasa con el crossfit? ¿Esta técnica de moda aporta algún beneficio a los corredores?

¿Qué es el crossfit?

Para empezar, hay que dejar en claro en qué consiste el crossfit. Se trata de un sistema de acondicionamiento físico basado en ejercicios constantemente variados, con movimientos funcionales, ejecutados a alta intensidad.

Aunque cuenta con diferentes variantes, su objetivo es en esencia el mismo: combinar resistencia, fuerza física, flexibilidad, potencia y equilibrio para todas las cadenas musculares del cuerpo.

Beneficios en corredores

Debido a que en una sesión de crossfit se suelen poner en funcionamiento casi todos los músculos del cuerpo, su práctica puede llegar a arrojar beneficios a los corredores, entre los que se encuentran:

1 Aumenta la intensidad.- Ayuda a aumentar el máximo de la capacidad cardíaca, lo que mejora notablemente la capacidad aeróbica.

2 Reduce volumen sin sacrificar progreso.- El crossfit en corredores ha demostrado que puede suprimir volumen de entrenamiento (kilómetros recorridos) sin que esto se traduzca en un retroceso en el progreso. Los intervalos de alta intensidad que se manejan en este tipo de entrenamiento mantienen la capacidad aeróbica de los corredores.

3 Incrementa fuerza y explosividad.- Su práctica aumenta los niveles de fuerza, al igual que la explosividad. Ambas cualidades benefician el rendimiento de un corredor, sobre todo durante las pruebas de distancias largas, ya que aumenta la capacidad de generar fuerza no sólo en las piernas, sino en los glúteos, cadera y tronco superior.

4 Previene lesiones.- Al trabajar diversos grupos musculares, el crossfit reduce el riesgo de que los corredores sufran lesiones, en especial los principiantes.

¿Cómo introducirlo?

Esta técnica debe ser introducida a un plan de entrenamiento semanal solo con el aval de un especialista, tomando en cuenta las necesidades y objetivos de un corredor.

Los expertos recomiendan iniciar con 1 sesión semanal y llegar a máximo 2 sesiones, particularmente en aquellos corredores que recién inician o quieren mejorar sus tiempos en distancias cortas.

 

Fuentes: CMD Sport, Soy Maratonista

Comments

comments

Compartir