En los últimos años, un gran número de deportes y actividades físicas innovadoras han acaparado la atención y ganado popularidad, un ejemplo de ello es el denominado senderismo rápido (o fast hiking en inglés).

¿En qué consiste? Como su nombre sugiere, se trata de una variante del senderismo, en la cual el objetivo es recorrer las rutas de senderismo a un ritmo rápido que suponga un desafío físico moderado.

Se puede decir que el fast hiking nació de la fusión de dos disciplinas que ya existían: el senderismo y el trail running. Sin embargo, su objetivo es andar a un ritmo rápido, no correr, lo que le convierte en una actividad atractiva y accesible para un mayor número de personas.

Te recomendamos: 10 opciones deportivas para quemar una buena cantidad de calorías

Básicamente, es un deporte que busca fusionar el disfrute de la naturaleza con el entrenamiento físico moderado.

Su práctica está recomendada para personas que llevan tiempo practicando senderismo o corredores con algo de experiencia. Los expertos aconsejan tener una buena condición física y estar habituado a caminar durante jornadas de 6-8 horas, aproximadamente, para practicarlo sin problema alguno.

Beneficios

La práctica de este deporte ofrece los siguientes beneficios:

-Se elimina la fase de vuelo de la zancada, y por tanto también el impacto, lo que la convierte en una actividad recomendada para quienes sufren problemas de articulaciones o de la columna.

-Al trabajar en la zona aeróbica, se favorece una mayor quema de grasas.

-Favorece una mejora de la tensión arterial y en la capacidad pulmonar.

 

Fuente: Guía Fitness

Comments

comments

Compartir