Al correr, como en la práctica de cualquier otro deporte, la técnica desempeña un rol fundamental, tanto para evitar lesiones como para aumentar el rendimiento.

Pulir y emplear una técnica adecuada puede llegar a ser la diferencia entre quedarse cortos en una competición o romper las marcas personales.

La buena noticia es que cualquier corredor puede aprender a mejorar su técnica en el momento en el que lo decida.

Te recomendamos: 3 ejercicios para aumentar tu velocidad al correr

Para ayudar a conseguirlo, Ryan Sandes, corredor sudafricano de trail que en 2010 se convirtió en el primer competidor en ganar las carreras de los ‘4 Desiertos’ -cuatro carreras de 250 kilómetros cada una de ellas y que se llevan a cabo en el desierto de Atacama en Chile, el desierto de Gobi en China, el desierto del Sahara en Egipto y en la Antártida-, ofrece algunos consejos de su repertorio personal:

1 Naturalidad

“Correr debe ser algo natural, tienes que averiguar la manera en la que tu cuerpo se mueve de la forma más eficiente y fluida posible”, expone.

2 Entrenamiento de fuerza

Los músculos son importantes al momento de emplear una buena técnica, por ello, el experto recomienda realizar entrenamiento de fuerza. “Es importante encontrar el equilibrio entre el entrenamiento de fuerza y el salir a correr. Es algo que ayuda a prevenir lesiones”, admite.

3 Calentamiento

“Muchos corredores aficionados no quieren perder 10 o 15 minutos calentando, pero esto es fundamental antes de salir a correr”, enfatiza. “Realizo movimientos con la cadera, diferentes ejercicios en el suelo y otros con los pies. Todo ello ayuda a poner los músculos en marcha, lo que al final repercute en una técnica más eficaz”, comparte.

4 Reducir la zancada en ascensos

Durante los ascensos, Sandes recomienda “reducir la zancada y aumentar el ritmo en las ascensiones, ello te permitirá sentirte más ligero. Asciende de manera gradual, sin forzarte”.

5 Mirar hacia arriba en descensos

Durante los descensos, el experto aconseja no mirar hacia los pies. “Suelo mirar a unos cinco metros por delante de mí o algo menos. Ello te permite moverte más deprisa, mejorar la técnica y prevenir las lesiones”, indicó.

6 Respiración

Lo ideal es realizar ejercicios de respiración antes de salir a correr. “He descubierto que me ayuda a relajarme y luego respiro mejor mientras corro. Para ser eficiente es necesario estar relajado”, compartió.

7 Vigilar la zancada

“Es importante asegurarte de que tus pies aterrizan justo debajo de tus caderas. No hay que aumentar la zancada más de la cuenta porque entonces estás poniendo el pie delante de tu centro de gravedad, lo que rompe la inercia”, explica.

8 Usar los brazos

“Los brazos deben ir hacia delante y hacia atrás, sin cruzar la línea central de tu cuerpo. Lleva los hombros lo más relajados que puedas. Yo creo que emplear los brazos es realmente importante, sobre todo cuando están realizando una ascensión muy empinada”, indicó.

9 Practicar senderismo

Es recomendable que los corredores practiquen otras disciplinas durante sus entrenamientos. Sandes aconseja la práctica de senderismo, ya que “en esta disciplina emplearás otros músculos. Acostúmbrate a mover la parte superior del cuerpo al poner las manos justo por encima de las rodillas”.

 

Fuente: Red Bull Blog

Comments

comments

Compartir