El ejercicio aeróbico tiene como objetivo mejorar la forma en la que el cuerpo aprovecha el oxígeno. La mayoría de los ejercicios aeróbicos se realizan a niveles de intensidad promedio durante períodos de tiempo más largos. Correr, nadar, practicar ciclismo y caminar son los mejores ejemplos de este tipo de actividad física.

Te recomendamos: 5 consejos para que el ejercicio se convierta en tu estilo de vida

Una sesión de ejercicio aeróbico implica un período de calentamiento, una rutina de ejercicio durante al menos 20 minutos y un período de enfriamiento. Asimismo, el ejercicio aeróbico pone a trabajar, principalmente, grandes grupos musculares.

Por ello, te mencionamos los beneficios que aporta el ejercicio aeróbico a tu salud:

  1. Mejora la fuerza muscular en los pulmones, el corazón y todo el cuerpo.
  2. Disminuye la presión arterial.
  3. Mejora la circulación y el flujo sanguíneo en los músculos.
  4. Aumenta el recuento de glóbulos rojos para mejorar el transporte de oxígeno.
  5. Reduce el riesgo de diabetes, evento vascular cerebral (EVC) y enfermedad cardiovascular (ECV).
  6. Mejora la esperanza de vida y los síntomas en personas con enfermedades de las arterias coronarias.
  7. Estimula el crecimiento óseo y reduce el riesgo de osteoporosis cuando se practica a alta intensidad
  8. Mejora los hábitos de sueño.
  9. Mejora la resistencia al aumentar la capacidad del cuerpo para almacenar moléculas de energía, como grasas y carbohidratos, dentro del músculo.

 

Fuente: Medical News Today

Comments

comments

Compartir