El deporte es fundamental para un sano desarrollo y un ritmo de vida saludable. Nos ayuda a afrontar de mejor manera nuestro día a día, y nos fortalece física y mentalmente.

Es por ellos que las personas que practican deporte necesitan cuidar su alimentación, hidratación y descanso. De esta manera podrán aumentar su rendimiento deportivo y, aunado a ello, mejorarán los beneficios de su entrenamiento.

Te recomendamos: 7 eficaces consejos para cuidar tu salud deportiva

En resumen, mantener unos hábitos saludables ayudará a mejorar los beneficios del deporte. Algunos de estos hábitos son:

1 Mantenerse bien hidratado.- Lo más recomendable es beber más de dos litros de agua al día. Se aconseja beber entre 10 y 12 vasos de agua para hidratarse de forma correcta. El vital líquido debe beberse antes, durante y después del ejercicio.

2 Dieta equilibrada.- Así como debe aumentar la ingesta de proteína y carbohidratos, la dieta debe ser pobre en grasas saturadas. Deben evitarse alimentos con alto contenido en este tipo de grasas, como mantequilla, margarina, mayonesa o embutidos. Tampoco son recomendables los alimentos fritos o ricos en aceites.

3 Los alimentos se deben consumir entre 2 horas y 2 horas y media antes de los entrenamientos. Asimismo, su consumo debe ser espaciado y repartido en cinco comidas a lo largo del día: tres comidas fuertes y dos colaciones.

4 Ritmo de sueño regular.- Es recomendable dormir ocho o más horas diarias. Es beneficioso dormir una pequeña siesta después de comer (no más de 15 minutos). Asimismo, después de un entrenamiento intenso y de una competición deportiva se aconseja descansar de 30 a 60 minutos.

5 Deben realizarse estiramientos 5 minutos antes de realizar una actividad física, para preparar los músculos para la acción.

6 Es beneficioso entrenar a la misma hora y los mismos días de la semana. De esta manera el cuerpo se acostumbrará a esas sesiones seguidas y nuestro metabolismo se adaptará a un ritmo de vida activo.

7 Evitar fumar y consumir alcohol potenciarán aún más nuestro rendimiento deportivo.

 

Fuentes: Alimenta tu bienestar

Comments

comments

Compartir