Nos encontramos en pleno invierno, una temporada en la que lo último que desean varias personas es permanecer demasiado tiempo en el exterior. Con la llegada de las frías temperaturas muchos optan por quedarse en casa todo el tiempo que puedan pero, ¿qué pasa con los ciclistas?

El amor hacia el deporte es capaz de combatir un poco de frío. Si eres de los que prefiere ejercitarse en exteriores, el invierno no impedirá que salgas a darlo todo en tus entrenamientos, es por ello que a continuación te compartimos una serie de consejos para practicar ciclismo en temporada de frío:

1 Vestimenta en capas

La clave al momento de vestirse para salir a entrenar es hacerlo en capas. La finalidad de vestirse de esta manera es atrapar y mantener el calor al mismo tiempo que repelemos el frío del exterior. Se recomienda utilizar tres capas:

-La primera consistirá en una playera o camisa. Para viajes largos, o en los que se sude más, lo óptimo es usar alguna prenda de materiales especiales que absorben el sudor y lo evaporan.

-La segunda capa debe ser una prenda con propiedades térmicas. Lo ideal es un chaleco o suéter delgado de poliéster.

-La tercer capa tiene la finalidad de repeler el frío, por lo que un rompevientos de nylon es idóneo.

Te recomendamos: El calentamiento adecuado para ciclistas

2 Protege bien tu cabeza

Se calcula que cerca del 30% del calor corporal es liberado por la cabeza, debido a la gran cantidad de sangre que circula por ella. Por lo que si la mantenemos abrigada mantendremos más calor.

Dependiendo de qué tan bajos sean los números registrados en el termómetro, podrás optar por utilizar un gorro, o simplemente alguna banda en la frente o cubre orejas. Otro aditamento clave es una bufanda especial par ciclistas, esta es una alternativa excelente para cubrir las orejas, boca, cuello, boca y nariz.

3 Guantes

Es importante asegurarnos de que los guantes elegidos nos permitan frenar adecuadamente y que no afecten nuestro agarre. Lo ideal es adquirir guantes especiales para ciclismo. Estos cuentan con palmas acolchonadas para garantizar una buena circulación, proteger las palmas en caso de alguna caída y brindar un buen agarre.

4 Inicio tranquilo

Comienza a pedalear despacio, ya que poco a poco entrarás en calor. De esta manera irás calentando los músculos, conforme vayas entrando en calor puedes acelerar el ritmo.

5 Mantente visible

En días muy fríos los conductores no esperan ver ciclistas por las calles de la ciudad. Por este motivo es importante que utilices prendas de colores llamativos. De preferencia utiliza prendas especialmente diseñadas para ciclistas urbanos con motivos reflejantes. También utiliza luces delanteras y traseras.

6 Regula tu temperatura

Conforme entres en calor puedes ir nivelando tu temperatura corporal. Al estar vestido en varias capas esto te será muy sencillo, basta con desabrochar la capa exterior para permitir la entrada de aire fresco o quitar alguna de las capas según sea necesario.

7 Al finalizar tu entrenamiento no te quites todas las capas

Lo ideal es mantener por lo menos una de las capas ligeras y permitir que nuestro cuerpo se aclimate a la temperatura del lugar en el que estamos.

 

Fuentes: SportLife, La Bicikleta

Comments

comments

Compartir