El deporte es sinónimo de salud, sin importar a qué edad se realice. Y en el caso del embarazo, la actividad física no solo está permitida, sino que es aconsejada debido a los beneficios que aporta.

Realizar ejercicio durante el embarazo se ha relacionado con diversos beneficios a la salud de las mamás. Y el caso de la natación no es la excepción.

Te recomendamos: Cómo cuidar tu cuerpo si eres runner y estás embarazada

Debido a su naturaleza libre de impacto, la natación es uno de los deportes más recomendados para las embarazadas.

Beneficios

Practicar 30 minutos de natación al día durante los nueve meses del embarazo aporta beneficios como:

1 Da a la mamá sensación de ligereza.

2 Mejora la circulación de la sangre.

3 Aumenta el tono muscular y lo fortalece.

4 Contrarresta la presión en la espalda ocasionada por el progresivo crecimiento del vientre.

5 Fortalece los músculos para evitar la tendencia del embarazo en que se curvan la columna y los hombros, y se inclina la pelvis.

6 Se fortalecen ligamientos y articulaciones.

7 Favorece dormir mejor.

En su conjunto, estos beneficios ayudan a que las futuras mamás lleven de mejor manera todos los cambios físicos y psicológicos que se van presentando durante el embarazo.

Consejos

Es importante ir adaptando la actividad en la piscina conforme va avanzando el proceso de gestación:

-Primer trimestre.- Nadar al menos 30 minutos al día. De preferencia por las mañanas, ya que ayuda a reducir las náuseas y brinda una dosis de energía para el resto del día.

-Segundo trimestre.- Se recomienda utilizar un bañador premamá, para mejorar la comodidad. Se aconseja nadar de espaldas.

-Tercer trimestre.- En la recta final del embarazo, se recomienda el trabajo de brazada, ya que alarga los músculos del pecho y encoge los de la espalda.

Es fundamental que, antes de iniciar un programa de natación o cualquier deporte durante el embarazo, se consulte con un médico.

 

Fuente: Baby Center

Comments

comments

Compartir