El ciclismo es un deporte que puede otorgar varias ventajas a los corredores.

Algunas de ellas incluyen:

1. Mejora la recuperación

Realizar entrenamientos aeróbicos en bicicleta es una gran alternativa para recuperar la musculatura de correr, además de que, al ser un deporte carente de impacto, promueve la recuperación de la carga generada por el impacto en articulaciones, huesos y ligamentos durante una carrera.

Te recomendamos: 5 beneficios a la salud de combinar la natación con el running

2. Mejora la concentración y la capacidad de reacción

La velocidad promedio a la que circulas en una bicicleta es mucho mayor que la que puedes alcanzar corriendo. Por ello, es importante que prestes más atención al terreno, a tu entorno y a cualquier circunstancia inesperada que pueda surgir. Al tener un mayor riesgo de caídas, tus habilidades de concentración y de reacción mejorarán sustancialmente, sobre todo si es un deporte nuevo.

3. Otorga una diversidad de terrenos y caminos

Una de las ventajas de la bicicleta es que permite una gran diversidad de terrenos y caminos. Por sus características, se pueden recorrer grandes distancias, y te ayudará a conocer o identificar posibles lugares para después regresar y correr en ellos. Además, involucrarte en actividades nuevas implica conocer nuevos colegas con quienes salir, nuevas rutas qué descubrir y más kilómetros por recorrer.

3. Es un medio de transporte activo

La bicicleta es una gran alternativa como medio de transporte. No contamina, no ocupa espacio, no pagas estacionamiento y mantiene la musculatura activa. A diferencia del running, el ciclismo implica moverte de una forma más eficiente al poder cubrir grandes distancias sin un esfuerzo mayor, con el plus de que no llegarás sudado(a) al trabajo.

5. Permite el entrenamiento cruzado

Así como en el running, en el ciclismo existen una gran diversidad de entrenamientos, ya sea recorrer cuestas o realizar intervalos de velocidad o fondo, algo que tus piernas seguro agradecerán unos cuantos días después. Asimismo, andar en bicicleta involucra el uso de músculos que no se utilizan al correr, por lo que podrás tonificar y mejorar nuevas habilidades, como el equilibrio.

6. Te ayudará a amar más el running

Cambiar de disciplina y volver a correr te permitirá valorar el running y recordar por qué amas correr.

Al final, como todo en la vida, es cuestión de mantener el equilibrio y disfrutar de todo lo que hagas.

 

Fuente: Running.es

Comments

comments

Compartir