Cuando se practica deporte, especialmente de resistencia, es común que durante los entrenamientos y las pruebas nuestro cuerpo se vaya quedando sin combustible gradualmente.

Para esta clase de escenarios están diseñados los geles energéticos, los cuales son el suplemento energético básico de los corredores y ciclistas de fondo, por citar un par de ejemplos.

Te recomendamos: ¿Qué son los geles energéticos y cómo se usan?

En el mercado existen un gran número de tipos de geles, variando en su presentación de tamaños, sabores y componentes. ¿Cómo saber cuál es el ideal para mí? A continuación te presentamos una serie de tips para averiguarlo:

1 Componente principal

El componente clave en los geles energéticos son los hidratos de carbono -también llamados carbohidratos o glúcidos-. Para potenciar los beneficios de estos suplementos, lo ideal es optar por presentaciones de geles que ofrezcan 60 gramos de hidratos de carbono por cada hora de esfuerzo. Tomar presentaciones con un contenido mayor de carbohidratos podría desencadenar problemas estomacales.

2 Componentes adicionales

Algunas presentaciones incluyen componentes adicionales como sodio, potasio o magnesio. Si bien es cierto que estos minerales no son estrictamente necesarios, no están de más, especialmente el sodio, ya que es el mineral que más se pierde mediante el sudor.

3 ¿Con o sin cafeína?

La respuesta depende de qué tan bien asimile tu organismo la cafeína. Si eres intolerante definitivamente no son una opción.

En el caso contrario, es preciso elegir qué cantidad de cafeína quieres que tengan. La cantidad que contienen suele variar desde 25 hasta 100mg de cafeína por gel energético. Si estas más habituado a la cafeína, es decir, sueles tomar café, entonces puedes elegir geles con mayor cantidad de cafeína. La cantidad recomendada de cafeína al día para corredores es de 2 a 3mg por kilo de peso corporal.

4 Tipo de entrenamiento o competición

Para entrenamientos o competiciones de alta intensidad se recomienda recurrir a un gel energético que proporcione energía de forma instantánea. Por el contrario, para entrenamientos o competiciones a ritmo constante y de resistencia, se recomienda usar geles que proporcionen energía prolongada durante el máximo tiempo posible.

5 Facilidad para transportarlos

Un aspecto no menor es tomar en cuenta el espacio que tendremos disponible para su transporte. En función de cómo vas a cargar los geles, dependerá de qué formato necesitas: tamaño, peso, flexibilidad, material, método de apertura, etc. Asegúrate de que te caben en el cinturón, el bolsillo del pantalón, el maillot o si llevarlos en la mano no te resulta incómodo.

 

Fuentes: NutriResponse, Ciclismo a fondo

Comments

comments

Compartir