En el ciclismo, se debe prestar atención a diversos detalles para mejorar el rendimiento encima de la bicicleta y minimizar los dolores tras un día de entrenamiento.

Poner la atención debida en aspectos como el sillín y la técnica de pedaleo no solo le permitirán a un ciclista aumentar su comodidad, sino también optimizar los beneficios del ciclismo.

Te recomendamos: Cómo elegir la bicicleta adecuada, según el uso que le darás

Expertos recomiendan a los ciclistas, independientemente de su nivel, tener en cuenta los siguientes detalles:

1 La altura del sillín

Tener el sillín a una altura incorrecta supone una carga extra para el cuerpo, afectando principalmente a los muslos y a las caderas. Una buena forma de encontrar la altura correcta es poner ambos talones en los pedales y pedalear hacia atrás. La altura correcta será cuando notes que la cadera no rota. Otra forma es colocarse de pie al lado del sillín y comprobar que este se encuentra en línea con la cadera.

2 Pedalear trazando círculos completos

Al momento de pedalear, se debe visualizar un círculo de 360° y no solo de 180°. Se debe pedalear usando el torso y sin dejar que caigan las caderas.

3 Posición de las manos

En los descensos, lo más recomendable es que se agarre el manillar por abajo. No solo es más seguro sino que además se mejora la aerodinámica. Cambiar la posición de las manos previene la acumulación de presión y ayuda a que la sangre circule por tus dedos.

4 De pie en las cuestas

Ponerse de pie en las cuestas permite que el cuerpo descanse. Además, se estirarán los isquiotibiales y los cuádriceps.

5 Aerodinámica

En los descensos, mientras más agachado esté un ciclista, mejor será su aerodinámica. También es importante doblar los codos para que la cabeza quede lo más baja posible.

 

Fuente: Red Bull Blog

Comments

comments

Compartir