Nos encontramos en verano, la temporada del año en la que la mayoría de las personas cuentan con más tiempo libre a disposición para poder enfocarse en sus intereses personales, como practicar ciclismo.

Sin embargo, un aspecto no menor es que también se trata de la época del año en donde se registran las mayores temperaturas, un atenuante que se debe tener en cuenta a la hora de salir a entrenar.

Te recomendamos: 5 malos hábitos de entrenamiento que debes evitar si eres ciclista

La principal desventaja del calor es que, en ocasiones, puede impedir que disfrutemos de nuestras rutas favoritas para salir a pedalear. No obstante, si tomamos las precauciones necesarias, podremos seguir disfrutando del ciclismo a pesar de las altas temperaturas.

Consejos

Para evitar cualquier riesgo de salud y disfrutar al máximo de los entrenamientos en verano, los expertos recomiendan seguir los siguientes consejos:

1 Poner atención a la temperatura.- Se debe evitar salir a pedalear con temperaturas demasiado altas. El límite estaría entre los 37 y los 39 grados centígrados, ya que por encima de estas temperaturas se corre el riesgo de sufrir un golpe de calor. Toma en cuenta que mientras nos ejercitamos el cuerpo sube su temperatura como un mecanismo natural.

2 Utilizar ropa clara y cómoda.- De preferencia se debe optar por ropa de color claro, ya que esta ayuda a no acumular tanto calor. Los maillotsjerseys especiales para ciclistas- que se abren completamente nos ayudarán a disipar mejor el calor.

3 Hidratación.- Se debe beber medio litro de agua o de bebida deportiva en la hora previa al entrenamiento o la competición, esto ayudará a estar bien hidratado y evitar riesgos de deshidratación.

4 Reponer el líquido perdido.- Mientras más calor haga, habrá que beber más líquidos. Recuerda que, con el sudor, además de agua también estamos perdiendo sales, por lo que es importante tomar una bebida deportiva que incluya sodio en sus ingredientes. Una forma objetiva de saber cuánto líquido debemos reponer después de un entrenamiento o competición es pesarse antes y después de la actividad. El peso que perdemos es líquido, no grasa. Nunca deberíamos perder más de un 2% de nuestro peso inicial.

5 Protector solar.- El uso de protector solar nunca debe faltar cuando estemos un tiempo expuestos a las radiaciones solares.

 

Fuente: MountainBike

Comments

comments

Compartir