El cansancio es un enemigo invisible que debemos mantener a raya para rendir en nuestros entrenamientos y, más importante aún, en nuestro día a día.

Sentirse cansado merma nuestra capacidad, condiciona nuestro rendimiento y nos limita para realizar cosas que realmente deseamos llevar a cabo.

Para que esto no te sucede, te recomendamos mantener los siguientes cinco hábitos que te ayudarán a vencer el cansancio y mantenerte lleno de energía.

1 Dormir bien

Estudios recientes plantean que dormir menos de 7 horas diarias aumenta nuestra deuda de sueño. Y cuando se vuelve lo suficientemente grande, aparecen problemas notables en nuestro organismo.

Procura dormir al menos 7 horas cada noche. Asimismo, tener una siesta de apenas 20 minutos a media tarde puede recargar tu energía completamente.

Si no te fuera posible hacer esto, entonces programa una alarma para prepararte para dormir. No tienes que ir a dormir a esa hora, basta con ponerte tu ropa de cama y apagar las luces, así le comunicarás a tu cuerpo que se acerca la hora de dormir.

2 Hacer ejercicio

Por contradictorio que se escuche, realizar breves sesiones de ejercicio (30 minutos o menos) ayuda a nuestro cuerpo a mantenerse alerta y reduce los niveles de cansancio.

De acuerdo con un reciente estudio, las personas con hábitos sedentarios que realizaron sesiones de ejercicio ligero durante 20 minutos, tres días a la semana, después de tan solo 6 semanas reportaron sentirse menos cansados y con más energía.

3 Desayuna adecuadamente

La trillada frase “el desayuno es la comida más importante del día” suele repetirse hasta el cansancio por una simple razón: es verdad.

Te recomendamos: Lo que no puede faltar en un desayuno de atleta

Solo piensa en esta analogía: jamás empezarías un largo viaje en carretera sin primero cargar el tanque de gasolina de tu coche, entonces, ¿por qué hacer lo mismo con tu cuerpo empezando el día sin desayunar?

Para desayunar elige alimentos con fibra y azúcares naturales, como frutas y granos enteros (avena, pan integral) los cuales te ayudarán a mantener tus niveles de glucosa estables y te harán sentir más activo por más tiempo.

4 Mantenerte siempre bien hidratado

La Organización Mundial de la Salud señala que los hombres necesitan aproximadamente 2.5 litros de agua por día, mientras que las mujeres unos 2.2 litros. Sin embargo, hay que tener en cuenta la temperatura en el lugar donde vives, tu peso, edad, la cantidad de actividad física que realizas, entre otros factores.

Un buen consejo es beber agua de forma espaciada durante el día de tal manera que rara vez sientas sed y que tu orina sea incolora o de color amarillo claro.

5 Consumir alimentos ricos en hierro

El cansancio puede estar asociado con bajos niveles de hierro. Este es fundamental para transportar oxígeno al organismo, lo que permite el funcionamiento corporal y mental. Para elevar el consumo hierro, incluye en tu dieta diaria alimentos como cereales, pan o arroz integral y vegetales de hoja verde, como col y espinacas.

 

Fuente: Habitualmente

Comments

comments

Compartir