Una de las máximas que aplican para tener un mejor desempeño siendo corredor, es que los entrenamientos no consistan solamente en correr.

La clave para progresar es combinar el running con diversos tipos de entrenamiento, como trabajo específico de fuerza, movilidad articular y de técnica de carrera.

Para lograr este objetivo, uno de los métodos más recomendados es introducir en el plan de entrenamiento semanal un par de días de entrenamiento que poco o nada tenga que ver con correr. Siendo en este sentido el Pilates una de las mejores recomendaciones.

Te recomendamos: Consejos para variar tus movimientos al correr y prevenir lesiones

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que tiene por objetivo trabajar el dinamismo y la fuerza muscular, así como el control mental, la respiración y la relajación. Está basado en una compilación de distintas especialidades, como la gimnasia, traumatología y yoga.

Beneficios

De acuerdo con expertos, introducir una o dos sesiones de Pilates a la semana puede ser una manera perfecta de complementar el entrenamiento de los corredores.

Entre los beneficios de hacerlo se encuentran:

1 Mejora la postura.- Correr empleando una postura inadecuada no solo provoca dolores de espalda e impide alcanzar el máximo potencial como corredor, también aumenta el riesgo de lesiones. Uno de los principios fundamentales del método Pilates es precisamente el control del centro -o core-. Trabajar la musculatura de la zona media ayuda a mantener una postura adecuada.

2 Optimiza la respiración.- Una acción tan básica como controlar la respiración puede mejorar el rendimiento al correr, sobre todo cuando se busca superar distancias más largas. El método Pilates permite trabajar los dos tipos de respiración (diafragmática y torácica), lo cual es fundamental para los corredores.

3 Mejora la coordinación.- Con ayuda del método Pilates, los corredores pueden mejorar el movimiento de los brazos y la alineación de la cintura, obteniendo con ello una mejor coordinación para correr más efectivamente.

4 Fortalece la musculatura de la espalda.- Además, mejora la flexibilidad y estabilidad de la columna, algo crucial para los corredores.

5 Incrementa la capacidad de concentración por medio de ejercicios que requieren máximo control y coordinación.

 

Fuente: Vitónica, Training Planet

Comments

comments

Compartir