La planeación de los entrenamientos suele ser uno de los aspectos más subestimados por la mayoría de las personas que recién comienzan a practicar un deporte con frecuencia. Sin embargo, planear las sesiones de entrenamiento es clave para registrar avances en nuestro progreso.

En el caso particular del ciclismo, es común que la mayoría de ciclistas que recién inician prefieran planear sus recorridos sobre la marcha y, de ser posible, evitar a toda costa las subidas.

No obstante, para progresar en cualquier deporte, es importante la diversidad en los entrenamientos. Y las subidas, lejos de ser un inconveniente, pueden en realidad plantear una excelente alternativa para mejorar el rendimiento de los ciclistas.

Te recomendamos: ¿Cómo evitar dolores provocados por el sillín de la bici?

Estas son algunas de las razones por las que entrenar subidas en ciclismo es importante:

1 Permiten trabajar la musculatura desde ángulos distintos, lo cual proporciona mayor capacidad de empuje y tracción, a comparación de pedalear en terreno llano.

2 Al subir pendientes hay más encadenamientos musculares. Además de los músculos del tren inferior, se utilizan brazos, dorsales, lumbares y abdominales.

3 Permite realizar de manera más efectiva sesiones de intensidad alta para elevar los niveles de VO2 máximo.

4 Fortalece el sistema circulatorio y el corazón. Subir pendientes incrementa el ritmo cardíaco y disminuye la presión arterial, beneficiando los procesos metabólicos.

5 Oxigena el cerebro. Debido a que esta actividad facilita la circulación sanguínea y oxigena al organismo, fortalece las conexiones neuronales que se encargan de comunicar las diferentes zonas de la materia gris en el cerebro.

 

Fuentes: Triatlón Online, Entrenamiento

Comments

comments

Compartir