La experiencia es la clave para la vida. A nadie le gusta aceptar que no lo sabe todo, es por ello que la gran mayoría de las personas actúa como si supiera exactamente lo que está haciendo. Lo hace hasta que, tarde o temprano, se da cuenta que no es así.

El mundo del running no se escapa de esta lección de vida. Cuando comenzamos a correr, pensamos que con solo emular lo que hemos visto haciendo a otros corredores bastará. No obstante, cuando aparecen las primeras lesiones nos damos cuenta de que no estamos haciendo las cosas correctamente. Algo está mal.

Para que eso no te suceda, a continuación te compartimos cinco claves que te ayudarán a darte cuenta si estás cometiendo algún error al correr:

1 No logras mejorar tu condición como corredor

Si pasan los días, las semanas y los meses sin que veas un progreso, significa que hay un error en tu plan te entrenamiento. El objetivo de todo plan es ir de menos a más, siempre de forma paulatina. Puedes intentar empezar realizando el siguiente plan:

2 Constantes calambres y/o lesiones

Esto se debe principalmente a la falta de estiramiento. Estirar prepara a los músculos antes de entrar acción, y los previene de cualquier tipo de lesión. Una rutina ideal de estiramiento no sobrepasará los 10 minutos. En el siguiente video puedes observar algunos ejemplos de estiramientos antes de correr:

3 Dolores y/o ruidos intestinales al correr

Este tipo de incomodidades se dan por problemas con la alimentación, o ausencia de la misma, antes de correr. Debes evitar desayunar demasiado antes de entrenar (especialmente si vas a competir), así como también debes evitar tomar bebidas con gas. Lo mejor es que, si tienes poco tiempo, desayunes algo ligero al menos 1 hora antes de correr. Y si acostumbras desayunar pesado, esperes 3 horas antes de correr.

Te recomendamos: Dieta ideal para corredores principiantes

4 Mareos

Estos se deben principalmente a una mala hidratación. Lo ideal es tomar al menos 2 litros de agua al día, más medio litro de bebida isotónica antes de correr y otro medio después. De preferencia no bebas agua fría, ya que el cuerpo la absorbe mucho mejor a temperatura ambiente.

5 No aguantar mucho tiempo corriendo

No hacer ejercicios de fuerza es un error muy común entre los runners (tanto novatos como experimentados) que merma su resistencia y aumenta el riesgo de lesión. Los mejores ejercicios de fuerza para corredores son las abdominales, haz 10 minutos de ellas 2 veces por semana.

 

Fuentes: En dónde correr, SportLife

Comments

comments

Compartir