Hoy en día, son muchas las personas que disfrutan salir a correr por la calle, la playa, los parques de su ciudad, etc. No obstante, no es lo mismo hacer «running» que «jogging», aunque ambas actividades impliquen correr. Por ello, es importante que conozcas mejor ambas prácticas, a fin de poder diferenciarlas adecuadamente.

En concreto, la principal diferencia radica en la filosofía deportiva. Un runner siempre desea superarse en el día a día, mientras que el jogger solo desea mejorar su salud o disfrutar de una vida activa.

Te recomendamos: Ciclismo de montaña, ¿qué equipo debes llevar?

Esto hace que la práctica entre ambos deportistas sea muy distinta. Por ello, aquí te dejamos algunas de las principales diferencias entre los runners y joggers:

  1. Plan establecido: los runners suelen establecer pautas y un plan de entrenamiento para ir evolucionando en su entrenamiento. En contraste, los joggers suelen salir a correr sin más objetivo que practicar deporte.
  2. Constancia: otro punto importante es que los joggers suelen tomarse el entrenamiento de una forma más relajada. Los runners, sin embargo, son más constantes y se toman sus entrenamientos muy en serio debido a que se consideran atletas y, por lo tanto, tienen que entrenar para ir progresando.
  3. Tipo de entrenamiento: generalmente, los que practican jogging suelen mantener un ritmo constante cuando salen a correr. En cambio, los runners van intercalando diferentes ritmos, intensidades y velocidades para mejorar su condición física.
  4. Desgaste físico: el jogging es una práctica más recomendable para todo tipo de personas, sin importar el rendimiento y condición física que tengan. Además, desgasta menos las articulaciones y ligamentos. Por el contrario, el running es más intenso y requiere de entrenamiento, constancia y de un físico bien trabajado.
  5. Quema de calorías: finalmente, otra de las diferencias entre jogging y running es la quema de calorías. Los runners consiguen quemar un mayor número calórico que quienes practican jogging porque realizan un mayor esfuerzo en sus entrenamientos.

 

Fuente: Muy Saludable

Comments

comments

Compartir