Aunque pareciera que el trabajo en gimnasio no es compatible con actividades como correr, nadar o practicar ciclismo, lo cierto es que en todo plan de entrenamiento nunca viene mal algo de trabajo con máquinas.

El entrenamiento de fuerza es recomendado en casi cualquier plan de preparación, ya sea para corredores, nadadores, ciclistas o practicantes de cualquier otro deporte.

Esto se debe a que unos músculos fuertes reducen el riesgo de lesión, además de que ayudan a un mejor rendimiento y una mayor resistencia.

Te recomendamos: 5 motivos para nunca saltarse el calentamiento

Sin embargo, es común que al comenzar a ir al gimnasio se cometan una serie de errores que, de no ser corregidos, aumentan el riesgo de sufrir una lesión.

Entre los principales errores que se comenten en el gimnasio se encuentran los siguientes:

1 Descansar demasiado entre serie y serie.- Extender de más el tiempo de descanso puede arruinar el progreso. Lo recomendable es descansar de 30 a 60 segundos entre serie y serie.

2 Iniciar sin calentar.- Al igual que cualquier otro tipo de entrenamiento, es necesario dedicar unos minutos para realizar ejercicios de calentamiento antes de utilizar cualquier máquina. Calentar reduce el riesgo de lesiones y es una manera de sacar el máximo rendimiento desde el inicio.

3 No llevar el calzado ni la ropa adecuada.- Tanto por comodidad como por cuestión de salud, es importante acudir al gimnasio con calzado y ropa cómoda.

4 Trabajar siempre los mismos músculos.- Hacer siempre lo mismo provoca que los músculos entren en una zona de confort, ocasionando que los ejercicios resulten ineficaces. Se debe variar la rutina periódicamente, incluyendo intensidad, tiempos de descanso y ejercicios.

5 Utilizar las máquinas sin asesoramiento.- Aunque la gran mayoría de las máquinas no son difíciles de manejar, es recomendable pedir asesoramiento, sobre todo para saber qué carga es más conveniente según nuestros objetivos, cuál es la postura correcta y cuántas repeticiones hacer.

 

Fuente: The Huffington Post

Comments

comments

Compartir