Muchos corredores buscan mantener un buen ritmo y mejorar su velocidad dependiendo del tipo de carrera o entrenamiento que realizarán. Si este es tu caso, existen algunos trucos para lograrlo.

Te recomendamos: 2 ejercicios para atletas que fortalecen los músculos de la espalda

Por ello, especialistas en el tema brindan los siguientes consejos:

  1. Para una sesión de carrera fácil. Realiza de 4 a 8 repeticiones de 30 segundos de drills —patada hacia atrás o rodillas arriba— para mejorar tus movimientos durante la sesión. Este tipo de rutinas mejorarán tu técnica de carrera y tu rendimiento será más eficiente.
  2. Para cuestas. Intenta cantando una canción —en voz baja—. Durante el ascenso, debes controlar tu respiración para evitar jadear, de modo que puedas cantar durante el trayecto sin demasiada dificultad.
  3. Para mejorar tu ritmo. Busca a un amigo para entrenar, pues te ayudará mantener el nivel de motivación durante la sesión. Estar acompañado te ayudará a no rendirte en los momentos más difíciles. Recuerda, no se trata de competir entre ustedes, sino de que ambos se apoyen mutuamente para alcanzar sus metas.
  4. Para distancias largas. Aumenta la frecuencia de las caminatas para recuperarte. Si controlas tu frecuencia cardíaca caminando un minuto, y un minuto corriendo, reduce este lapso a 45 segundos corriendo y uno de caminata. Te ayudará a correr más, minimizar el dolor muscular y acelerar tu recuperación.
  5. Para una competencia. En el primer kilómetro corre a un ritmo fácil. Aumenta gradualmente el paso, divídelo por periodos de 5 minutos (al menos), intercalando 1 minuto de recuperación corriendo más lento. Esto mantendrá tu nivel de resistencia hasta el final.

RECUERDA: Es importante que primero consultes a tu entrenador y a tu médico antes de llevar a cabo alguna de estas recomendaciones, especialmente si sufriste alguna lesión reciente.

 

Fuente: Runner’s World

Comments

comments

Compartir