Practicar natación no consiste únicamente en dar poderosas brazadas. También es importante aprovechar la patada.

La patada no solo es un movimiento complicado de dominar cuando se habla de practicar natación, también es uno de los recursos sobre los que existe un mayor número de mitos.

Te recomendamos: 6 motivos que causan mareos en nadadores

Para despejarlos, y comprender la importancia de este movimiento, a continuación te compartimos algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta sobre la patada:

1 Patear cansa, así que debe ser eficiente.- En natación, se calcula que las piernas consumen entre el 60 y el 80% del oxígeno que se utiliza, incluso si la patada es ligera. Tomándolo en cuenta, la patada debe ser lo más eficiente posible. Para lograrlo, se deben incorporar ejercicios de técnica de patada a la rutina de entrenamiento.

2 Propulsión adicional. Al perfeccionar la patada, se obtiene una propulsión adicional. Sin embargo, una técnica deficiente puede llegar a crear resistencia.

3 Beneficio integral.- Una patada sólida y eficiente permite estirar los flexores de la cadera. Hacerlo, dará beneficio a todo el régimen de entrenamiento general.

4 Cuándo y cuánto hay que entrenar la patada.- Los expertos recomiendan hacer de un 30 a 40% del entrenamiento en piscina con patada, ya sea utilizando la tabla o aletas. Además, dedicar de manera previa un 10% del entrenamiento de técnica a la patada.

5 Evitar errores comunes.- Para mantener la propulsión, una patada eficiente no debe romper la superficie del agua ni darse por debajo de la línea del cuerpo, esta debe de darse en línea recta con el cuerpo. Asimismo, la fase del movimiento ascendente de la patada no es propulsora, por lo que lo ideal es relajar la pierna para conservar energía.

 

Fuente: Planeta Triatlón

Comments

comments

Compartir