La práctica deportiva regular ofrece grandes beneficios a la salud de las personas. No obstante, en cualquier tipo de actividad física existe el riesgo de sufrir alguna lesión.

Las lesiones deportivas son bastante comunes, y todas las personas que practican algún deporte -de manera profesional o amateur- están expuestas a sufrir alguno de estos percances.

Te recomendamos: Dolores comunes en corredores y cómo aliviarlos

Aunque no es posible evitarlas al 100%, lo que sí podemos hacer es seguir una serie de consejos para reducir el riesgo de alguna lesión y mantenernos seguros al practicar un deporte:

1 Calentar previamente y enfriar posteriormente

Calentar antes de hacer ejercicio ayuda para hacer fluir la sangre, calentar los músculos y prevenir lesiones. Lo ideal es calentar de 5 a 10 minutos antes de iniciar la práctica deportiva. Por otra parte, también se debe realizar un enfriamiento tras el ejercicio, para estabilizar el ritmo cardíaco y la temperatura corporal. Al igual que con el calentamiento, bastará dedicar de 5 a 10 minutos.

2 Utilizar el equipo correcto

El equipo que se requiera para algún deporte debe ser personalizado y ser utilizado exclusivamente por nosotros, este equipo incluye: calzado, casco, protectores bucales, gafas, espinilleras, rodilleras u otros dispositivos de protección. Debemos asegurarnos de utilizar el tipo correcto de equipo para cada deporte.

3 Aprender la técnica adecuada

Principalmente si somos principiantes, debemos conocer los fundamentos básicos y la técnica adecuada para realizar un deporte. Aprender la forma correcta de hacer un ejercicio es fundamental para prevenir lesiones.

4 Escuchar al cuerpo

Es cierto que para aumentar la fuerza y resistencia, es necesario esforzarse. Sin embargo, el esfuerzo debe ser de forma lenta y gradual. Es común sentirse adolorido tras una práctica deportiva, pero no es normal sentir dolor. Si se siente dolor, se debe parar de inmediato la práctica.

 

Fuente: Medline Plus

Comments

comments

Compartir