Es necesario fortalecer el cuerpo, principalmente la espalda y los glúteos, para mejorar la postura al correr. También es esencial estirar la zona posterior —pecho, flexores y cuádriceps—, y rehabilitar el abdomen para que exista un buen soporte.

Te recomendamos: 5 consejos para ser más veloz al correr

Aunque existen muchos entrenamientos y planes para conseguirlo, aquí te compartimos algunos ejercicios que te permitirán lograrlo:

1. Remo inclinado con mancuernas (espalda alta). Toma un par de mancuernas. Párate con los pies al ancho de las caderas, rodillas semiflexionadas y el torso inclinado hacia delante. Sube al mismo tiempo las mancuernas flexionando los codos hasta la altura de los hombros. Mantén los codos cerca del cuerpo. Realiza 2-3 series de 15 repeticiones.

2. Fortalecimiento (espalda baja). Colócate boca abajo sobre el piso. Apóyate en las manos y rodillas —las manos van directamente debajo de los hombros, y las rodillas de las caderas—. Con el abdomen contraído, levanta el brazo derecho y la pierna izquierda al mismo tiempo. Haz 2-3 series de 15 repeticiones en cada lado.

3. Puente (glúteo). Comienza boca arriba sobre el piso. Flexiona las rodillas y apoya los pies. Levanta las caderas hasta que el cuerpo forme una línea recta desde los hombros hasta las rodillas. Mantén la posición contrayendo los glúteos por 1-3 minutos. Descansa y repite dos veces más.

4. Estiramiento de rodilla (flexores y cuádriceps). Colócate en una rodilla y en un pie sobre una superficie acolchonada. Mantén la pelvis neutral y el abdomen contraído. Inclina el cuerpo hacia delante, estirando el cuádriceps y los flexores de la pierna que queda atrás. Realiza esta posición por 30 segundos y cambia de lado. Repite de 2 a 3 veces más.

RECUERDA: Aunque cada persona se adapta a su propia forma de correr, existe una postura correcta para hacerlo. Si no procuras adoptar dicha postura, puedes provocarte lesiones a largo plazo. Lo anterior no significa que debas abandonar por completo tu esencia al ejercitarte, pues poner en práctica estas pautas no solo te permitirá corregir tu postura al correr, sino que además te ayudará a mantener la forma a la que te has acostumbrado a hacerlo.

 

Fuente: Runner’s World

Comments

comments

Compartir