A todos nos gusta recibir un masaje. Se trata de una de las acciones más reconfortantes que existen. Y, si eres deportista, los masajes no solo son un capricho o un lujo, se convierten en una parte del entrenamiento.

En los deportistas, los masajes son clave para cuidar el tejido muscular, evitando elongaciones, roturas o micro roturas inesperadas.

Los masajes deportivos están enfocados a personas de alto rendimiento, y también para aquellos que requieren una relajación muscular posterior, previo o durante el entrenamiento o para relajar los músculos después de un maratón.

Te recomendamos: 7 eficaces consejos para cuidar tu salud deportiva

Cabe destacar que un masaje deportivo no es igual a un masaje relajante. En los masajes deportivos se busca que el atleta esté con toda su energía para la competición, generar vasodilatación, así como disminuir la fatiga muscular, a su vez se emplean algunas técnicas más fuertes en cuanto a presión y profundidad, ya que el objetivo es llegar a fibras profundas como lo son las fibras musculares.

Algunos de los beneficios de los masajes en deportistas son:

-Mejora la circulación sanguínea y linfática, la nutrición y la disponibilidad de oxígeno a los músculos, que es necesario para un funcionamiento eficiente.

-Alivia los espasmos musculares devolviéndole su elasticidad al músculo, mejorando la capacidad de absorción de la carga muscular y el correcto deslizamiento entre las fibras musculares.

-Descompone adherencias y tejido cicatrizal de lesiones previas.

-Acelera la recuperación causada por la fatiga muscular.

-Estimula la liberación de endorfinas en el sistema nervioso central, de manera que los efectos lleguen a otras áreas del cuerpo proporcionando alivio del dolor.

-Ayuda a tener una buena recuperación en caso de lesión.

-Ayuda a prevenir lesiones, al detectar los desequilibrios musculares que a menudo no son diagnosticados hasta que son lo suficientemente graves como para causar la incomodidad en el atleta o un empeoramiento en su rendimiento.

Dentro del masaje deportivo se pueden diferenciar tres tipos:

1 De calentamiento (también conocido como predeportivo).- Sirve para poner a punto al deportista antes de una prueba.

2 Intermedio (también conocido como de descarga o de entrenamiento).- Sirve para mantenerse en un estado óptimo entre prueba y prueba celebradas con poco tiempo de descanso.

3 De recuperación.- Es realizado al final de una prueba o entrenamiento exhaustivo para recuperarse lo antes posible.

 

Fuentes: Kahuil Spa, EFDeportes

Comments

comments

Compartir