Para mejorar el rendimiento sobre la bici no basta con solo pedalear cientos de kilómetros. Alternar el entrenamiento con diferentes técnicas ofrece mejores resultados.

En el caso puntual de los ciclistas, el entrenamiento de fuerza es particularmente benéfico.

Realizar una rutina con ejercicios centrados en el fortalecimiento de las piernas puede ayudar a los ciclistas a aumentar su velocidad y resistencia.

Te recomendamos: ¿En qué consiste el entrenamiento con cargas progresivas para ciclistas?

Asimismo, mejorará su fuerza y eficiencia sobre la bici, consiguiendo con ello que puedan pedalear más lejos y más rápido con menor esfuerzo.

¿Cómo lograrlo?

Existen múltiples ejercicios que los ciclistas pueden llevar a cabo para fortalecer sus piernas.

Si bien algunos de ellos se realizan comúnmente en gimnasios, con ayuda de mancuernas y pesas, hay personas quienes tienen poco tiempo o simplemente no gustan de ir al gimnasio.

Para estos casos, existen un grupo de ejercicios que pueden llevarse a cabo en casi cualquier lugar:

1 Saltos en cuclillas.- Desde la posición en cuclillas (con los muslos paralelos al piso), saltar tan alto y tan fuerte como sea posible, siempre manteniendo las manos lo más cerca posible de las caderas para que no crear impulso artificial. Realizar 4 sesiones de 15 repeticiones.

2 Desplazamientos.- Estando de pie, colocar una pierna ligeramente adelante de la otra. Avanzar con la pierna adelantada para que la curvatura de la rodilla sea de 90 grados. Mantener el peso hacia los talones y luego volver a colocar el cuerpo en posición de pie. Realizar 16 repeticiones por cada pierna.

3 Pedalear con una sola pierna.- Comenzar a pedalear con ambos pies y luego soltar uno de ellos del pedal, manteniéndolo alejado de la rotación. Pedalear durante dos minutos antes de cambiar de pierna y repetir durante tres series.

 

Fuente: La Bicikleta

Comments

comments

Compartir