Nadar es uno de los deportes más completos que existen, pues aporta un importante número de beneficios.

El nado en crol es el estilo más popular dentro de la natación. De acuerdo con expertos, se trata del que mejor relación tiene entre velocidad y gasto energético.

Al igual que como sucede con los otros estilos, para nadar más rápido en estilo crol y reducir de forma importante el riesgo de lesión, es de suma importancia perfeccionar la técnica.

Lamentablemente, corregir ‘errores’ de técnica en natación es más complicado que en los deportes que se realizan en tierra. Pero no es imposible.

Te recomendamos: Tips para mejorar tu técnica de natación

Para mejorar la técnica en estilo crol y realizarlo correctamente, se puede comenzar prestando atención en tres fases que son clave:

1 Fase de agarre

Se trata de la primera fase que compone el estilo crol. Comprende desde que se estira el brazo al entrar en el agua, hasta que se flexiona ligeramente el codo, quedando por encima de la mano, preparando así el brazo para la tracción.

Se debe colocar el cuerpo de forma lateral, con una mano arriba y la otra hacia delante. Desde ahí, ambos brazos se deben mover a la vez, uno para traccionar y el otro para entrar en el agua. Algo que se debe tener en cuenta es no olvidar que la función del agarre es dejar el brazo perfectamente colocado para hacer la tracción del brazo lo mejor posible.

2 Fase de tirón

Esta fase comprende desde el final del agarre, hasta que los dedos miren totalmente hacia abajo y el codo, en su punto más alto, a la altura del hombro. La posición ideal debe ser siempre con la mano abajo y el codo arriba. Puedes llegar a sentir que llevas los brazos abiertos, pero en realidad es la forma de que el dorsal ancho actúa más intensamente.

3 Fase de empuje

Es la fase donde se debe imprimir la mayor parte de la potencia de la brazada. Solo debes fijarte en mantener la posición de codo alto hasta que el brazo casi toque con el cuerpo y después tirar de la mano hacia atrás hasta estirar el brazo. La idea es empujar con la mano directamente hacia atrás con fuerza.

 

Fuente: Sport Life

Comments

comments

Compartir