El invierno ha comenzado a hacer su aparición en la Ciudad de México y varios estados de la república, donde se han llegado a registrar temperaturas muy bajas.

Aunque con este clima se antoja quedarse acostado en casa todo el día, las responsabilidades como el trabajo, así como las pasiones, como correr, no pueden dejarse de lado.

Te recomendamos: 5 hábitos que debes evitar tras correr

Es por ello que a continuación te compartimos una serie de tips para que el frío no te impida hacer lo que más te gusta: correr.

1 Calentamiento más extenso.- Las bajas temperaturas requieren que el calentamiento deba ser más cuidadoso y extenso que en temporada de calor. Lo ideal en esta época es realizar un calentamiento de 8 a 10 minutos bajo techo. De esta manera, al salir ya habrás generado calor corporal.

2 Alimentación.- Opta por buscar alimentos con mayor cantidad de calorías. Realiza una dieta que favorezca la producción de energía calorífica, aumentando el consumo de carbohidratos (arroz, pasta o legumbres) y de alimentos con elevado contenido proteico, como las carnes y el pescado.

3 Hidratación.- Aunque no lo creas, también en épocas de frío se presentan casos de deshidratación. A pesar de no tener la sensación de sed, mantente igual de hidratado que de costumbre, ingiriendo entre un litro y medio y dos litros de líquidos al día.

4 Usa guantes.- Al correr, las manos son la única parte del cuerpo que no entra en calor si no las cubres, ya que la circulación sanguínea se centra en los músculos. Opta por usar guantes de algodón o de lana fina.

5 Mallas adecuadas.- Si vas a entrenar con temperaturas menores de 5 grados, las mallas de lycra te servirán de poco o de nada. Las medias de poliuretano aíslan bastante mejor del frío.

6 Viento.- Lo ideal es empezar a correr en contra del viento y acabar a favor del mismo, protegiéndote la cara para evitar complicaciones por la acción del viento frío junto al sudor.

7 Vestimenta.- Opta por vestirte con varias capas de ropa. Prefiere varias prendas no tan gruesas en lugar de una sola pesada. Esto facilitará la ventilación y la disipación del calor al correr.

8 Protege tu cabeza y el tronco de tu cuerpo.- Son las partes donde se disipa más calor, y las que conviene proteger para evitar el enfriamiento del cuerpo.

9 Utiliza vaselina en la cara y las orejas.- Esto hará que el aire no ‘corte’ tu piel, y te protegerá del frío.

10 Estira en interiores.- Al igual que el calentamiento, después de entrenar realiza tus estiramientos bajo techo, ya que con el frío el cuerpo baja la temperatura rápidamente y puedes lesionarte.

 

Fuente: Running

Comments

comments

Compartir